Evento:La runa de Algiz

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Sagara sousuke el Jue Oct 23, 2008 1:02 am

siii mama… Tras esto le entregué la zampakutoh y se fue a hablar con Shiru y otra persona en la cual no me fijé. Al quedarme solo preferí sentarme y concentrarme en la misión. Empecé a observar detenidamente la estancia en la que nos encontrábamos, atento a cada detalle hasta que unas finísimas líneas en una parte de la pared atrajeron mi atención. Una entrada secreta… ¿para que la necesitaran? pensé, pero esa pregunta fue respondida rápidamente al sentir el reiatsu del tal Skamani detrás de la puerta secreta. Al parecer no fui el único en darme cuenta ya que unos minutos mas tarde, todos los presentes estaban mirando en la misma dirección. Tras darse por satisfecho salimos todos juntos de la sala, guiándonos por un pasillo que al parecer dirigía a la parte posterior de la casa. Estuvimos varios minutos caminando hasta llegar a las caravanas, donde había dos guardias esperando nuestra llegada, los cuales se marcharon tras dedicarle una reverencia al Skanami, que empezó a hablar tras un salto en el que se situó sobre una de las caravanas.

Como ya os he dicho me llamo Skamani Souta, la vez anterior me presente al modo europeo, ya que eran las normas de aquella casa, ahora estamos en el exterior y puedo hacer lo que crea conveniente-Hizo una pausa para dirigirnos una mirada de superioridad la cual me hizo sonreír al recordarme a la de mi examinador en la prueba de acceso a la academia -yo seré el comandante de este pequeño pelotón y el hombre al mando. Deberéis hacerme caso y cualquiera que se niegue a obedecer una orden lo pagara caro. He sido yo él que os ha elegido, espero no haberme equivocado, aunque si lo he hecho será peor para vosotros.

Esta ultima frase hizo salir a relucir una sonrisa en mi cara, podría ser interesante que las cosas se pusieran difíciles, así podría descubrir quienes tienen mejores aptitudes y retarlos a duelos de entrenamiento… o reales. Unos segundos mas tarde reaparecieron los guardias portando un caballo de pelaje castaño y buena planta y una espada que, por el aura que desprendía, era una zampakutoh. Así que no es un simple guardia… esto será interesante Se enfundó su zampakutoh y tras atar el caballo a una de las caravanas sacó un papel y reanudó su monólogo.

Sois doce, tenemos dos caravanas que proteger, como veréis los números cuadran. Hemos decidido hacer dos grupos y seis parejas. Ahora antes de deciros donde estáis os explicare un poco la finalidad de este sistema. Los grupos, que serán azul y rojo, serán los encargados de proteger la caravana uno o la dos. Los que estéis en el equipo azul os encargaréis de la uno, los del rojo de la dos. Ahora bien, hay dos parejas que no respetaran esta regla, cuando los mencione os lo explicare con más detalle. Las parejas os encargaréis de proteger la misma posición, salvo en un caso. Como veis tenemos tres excepciones. Ahora nombraré las parejas, el primer nombre mencionado será del grupo azul, el segundo del rojo.

Primera pareja, fénix y Zenkei Yamkazuo, os encargaréis de proteger el flanco izquierdo de las caravanas, supongo que ya sabéis el orden.

Anda fénix, uno de los compañeros de la academia

La segunda pareja estará formada por Zairus Shirubia y Natsu Araiza os encargaréis del tejado, tened en cuanta que es una de las posiciones de mayor responsabilidad.

Las chicas del parque arriba, mejor, así podré ver sus habilidades

Tercera pareja, Adame Tetsuya y Valentine Vincent, os encargaréis del flanco derecho.

El novato fanfarrón a la derecha

Cuarta pareja, Sagara Sousuke y Bleyze, sois una de las parejas de función especial, os encargaréis de la retaguardia, creo que no hará falta de deciros el porque.


Tras estas palabras recibí un codazo de Bleyze y un susurro diciéndome: De nuevo juntos, esta vez tratare de cuidarte mejor no vaya a ser que acabes a tres metros bajo tierra o a punto de espicharla… Imágenes de la prueba de acceso cruzaron rápidamente mi mente, pero desechándolas le respondí: Si, espero que no vuelvas a quedarte atrás escondido como un cobarde o te llevaré a la batalla con mi propia espada.

Quinta pareja, Tauro Cathan y Bellido Joana, vosotros sois otra de las parejas especiales, os encargaréis del frente y deberéis evitar que caigamos en una trampa o una emboscada.

¿La chica nerviosa del parque adelante? Espero que mantenga la calma

Y sexta pareja. Kodou Yami y Kaneshiro Maesu, vosotros os encargaréis de la sección de en medio, es decir, iréis entre las caravanas, si surge un ataque ya deberíais saber a que caravana dirigiros.

Bueno, el “buenazo” en medio, mejor, así no estorbará.

De acuerdo, ahora os diré quienes tenéis una función más, Zairus, tú controlaras los movimientos de las personas asignadas al grupo azul, al parecer tienes habilidades para saber donde dirigir a tus compañeros, espero que sepas usarlo, a todos los demás, deberéis seguir sus indicaciones ya que es la persona con mayor visión panorámica de nuestro radio de acción, Natsu, serás la segunda al mando, te encargas del equipo rojo, además puedes darle alguna orden si es necesario a Zairus ya que eres la persona con más experiencia para mover a un pelotón, Tauro, eres sin lugar a dudas la persona que mejor se desenvuelve en este lugar de todo el grupo, debes informar del terreno a los demás y darles órdenes si es necesario para que sepan por donde pasar, Bellido, tú ayudaras a Tauro, eres la persona que mejor se adecua al apoyo, Kodou y Kaneshiro, vuestra función es la de apoyar y pillar al enemigo por sorpresa, no lo olvidéis, Sagara y Bleyze, os encargáis de la zona más difícil de proteger, de vosotros depende en gran parte el éxito de la misión, no lo olvidéis, Fénix, Zenkei, Valentine y Adame sois el muro que protege a las caravanas. Una última cosa, llamadme Skamani, no quiero que nadie use mi nombre, ¿entendido? Creo que ya no hay más dudas, así que adelante.


Mientras Bleyze y yo nos dirigíamos a nuestra posición Shiru paso a nuestro lado diciéndonos: Tened cuidado vosotros dos, señoritos Zampakutoh porque os ha tocado la parte más jodida-“O la más divertida, depende de cómo lo mires”-al menos yo no tendré que andar jeje. A lo cual le contesté: Bueno, prefiero andar y tener mi zampakutoh que estar sentado y tener una espaducha como esa jajaja. Tras lo cual le guiñé un ojo y se marchó.

Al llegar a mi posición le dediqué unas palabras a mi zampakutoh:Nuestra primera misión juntos, hagámoslo lo mejor que podamos pero no recibí ninguna contestación por parte de ella. Poco después empezó la marcha y, al internarnos en el bosque puse toda mi atención a sentir las presencias que pudieran rodearnos mientras estaba alerta a cualquier rastro de una emboscada.

_________________

Un guerrero de verdad no pregunta cuantos, sino donde
avatar
Sagara sousuke
Moderador
Moderador

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 13/08/2008
Edad : 32
Localización : Teruel y Valencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Shumy el Jue Oct 23, 2008 8:25 pm

FDI: Bueno, estoy liada con los exámenes, así que esta vez podéis hacer “lo que os de la gana” en la futura pelea, ya que no tengo tiempo para enrollarme y poner uno por uno lo que hacéis (que encima somos 12) Otra cosa, aquí he usado a tres de vosotros, pero uno de ellos solo sigue órdenes, al otro le obligo a poner una frase y el último que uso es el mío, así que no habrá problemas. Sin más aquí os dejo el evento.

Llevaban un rato andando por aquel camino. Desde que se habían metido apenas habían cruzado palabra. Después de haberse internado en el bosque Souta había ordenado a Cathan Tauro adelantarse al resto del grupo, de momento no habían tenido incidentes. Varios jóvenes estaban bastante aburridos, pues habían pensando que nada más entrar aquello iba a ser toda una aventura, nada más lejos de la realidad no habían tenido ningún sobresalto, y eso precisamente era lo que preocupaba a Souta, aquella tranquilidad no era normal.
Fue justo en ese instante cuando todos los espejos invertidos empezaron a temblar, rápidamente todos echaron mano de ellos. En el espejo solo se podía leer una frase.
“Acabamos de caer en una emboscada, son muchos”
Rápidamente Souta mando retroceder a Cathan, él solo estaba en peligro.
-¡Recomponed filas, todos a sus posiciones, quiero que todos os pongáis por parejas, olvidaros del grupo, todos en parejas!
En ese instante la primera caravana paro y la segunda se posiciono a su lado derecho.
-¡Recordar las posiciones asignadas, todos poneros en el lugar que se os asigno, rodear las caravanas, protegerlas con vuestras vidas!
Acto seguido apareció una figura que venía a todo correr y que, de no haber sido por la orden de Souta habría sido atacada.
Cathan apareció sin respiración y con varios rasguños, todos hechos por un arma, aunque por suerte no eran heridas de gravedad, le habían atacado desde la oscuridad, no sabía cuantos eran, pero era obvio que no eran pocos.
-¡Zairus! Quiero que averigües ahora mismo cuantos son y por donde vienen, ¡DEPRISA!
La joven asintió imperceptiblemente con la cabeza y a continuación junto las palmas de las manos como si estuviera orando. Todos lo notaron, una especie de onda de choque creada con riatsu, tan suave como las olas del mar tranquilo.
-Son 25 señor y van bien armados, no parecen bandidos-la cara de la chica denotaba preocupación y eso hizo que más de uno que la conocía empezara a preocuparse de verdad, ella no se preocupaba por tonterías.
-¡Bleyze! Usa esa habilidad tuya para crear un cerco de hilos alrededor nuestro, posiblemente consigas molestar a alguno.
El joven, con una mueca de concentración comenzó a desplegar su riatsu, de sus dedos salieron una especie de hilos de riatsu, que se enroscaron en los árboles, haciendo que cualquiera que pasara por allí quedara enganchado a ellos. Mientras, la joven de pelo azul había vuelto a emplear aquella extraña técnica.
-Hay 4 por el frente, 6 por la retaguardia, 4 por el lado derecho, 7 por el izquierdo y 4 parecen dispuestos a saltar sobre las caravanas.
-Bien-Souta desenvaino su Zampakutoh y se colocó en el flanco izquierdo, lugar por donde atacaría el enemigo con mayor contundencia. Por el rabillo del ojo vio que tanto Bleyze como Zairus estaban respirando fuerte.
“Todavía no controlan esas técnicas, les agotan demasiado rápido”
Justo en ese instante los atacantes se dejaron ver. Vestían de negro y con el rostro cubierto por una máscara, saltaba a la vista que eran asesinos profesionales. Aquello desconcertó a más de uno, pues no esperaban otra cosa que bandidos.
Con una gran fuerza de voluntad Bleyze logró atrapar a 3 del lado izquierdo. Sin decir palabra Souta se abalanzó sobre ellos, pero lo demás no tuvieron tiempo de ver el resultado, se les habían echado encima.
Todos ellos levaban como arma kodachis o wakizashis, lo que hacía que sus ataques fueran más rápidos y certeros.
Algunos alumnos se lanzaron directamente a por ellos, otros simplemente esperaron la embestida. Solo una cosa era clara, se iba a derramar sangre.
FDI: Haber os colocáis en el lugar que os dije en el post anterior y os toca proteger ambas caravanas independientemente del equipo. Los únicos que no tienen una posición determinada en este caso son Rukia89 y Maesu Sensei, ellos dos pueden elegir donde apoyar.
Otra cosa, hay varios atacantes, pero os los repartís, o lo habláis o quien poste antes elige cuantos, pero ojito con lo que hacéis porque de momento os doy la opción de atacar o defender. Si elegís la segunda pues elegís donde os ataca el enemigo, en mi próximo post ya os adelanto que esto no va a pasar, así que cuidado con lo que hacéis.
PD:Aquí os dejo la formación base (cuando vamos avanzando)
Spoiler:

EDIT:Bueno, acabo de ver el post de Ikarus y me temo que la mayoría vais a hacer lo mismo, gomen a sido un fallo mío. Haber, cuando dije lo que os diera la gana me refería a pasar al ataque o esperar y a elegir rivales. Vosotros NO podéis decidir si los matáis o si vuestros golpes aciertan o no. Hacer como si lo hicieran pero NO lo déis por sentado, ¿vale chicos? Porque es que si no yo aqui no pinto nada si podéis hacer lo que queráis contra los rivales. Y otra cosa que se me pasaba, yo solo decido la acción final, es decir, que podéis poner toda la parafernalia que os haga ilusión mientras que ninguno de los dos gane al otro y dependiendo de como lo haáis (en todos los sentidos) pues yo decido que pasa al final.
PD2:Perdona Ikarus, te toca editar, a sido un fallo mio ya que ando apurada de tiempo^^ Sólo tienes que modificar un poco tu post, y en vez de decir "le alcance en la nuca" dices "le lance un golpe a la nuca" y haces como que le diste y en el siguiente post ya pongo yo si acertastes y demás y las heridas que puedas recibir. Y respecto a la frase final la puedes poner como un hipotetico caso de que ganes a los dos, pero es algo que los demás no debéis mencionar los demás, ya en el siguiente post pongo yo sí Ikarus al final dice la frase o no dependiendo de si gana o no.
Bueno, pues eso es todo, que disfrutéis del evento^^


Última edición por Shumy el Vie Oct 24, 2008 12:01 am, editado 2 veces
avatar
Shumy
Estudiante Shinigami
Estudiante Shinigami

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 19/08/2008
Edad : 26
Localización : Enies Lobby

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Ikarus48 el Jue Oct 23, 2008 11:33 pm

FDI: Otra vez voy primero esto se esta haciendo costumbre. Shumy espero tomar las deciciones correctas y no hacer algo como para complicarte las cosas no es mi intencion =P.

DDI: Estabamos adoptando nuestras posiciones, cuando Cathan pasa por al lado mio diciendo -También en ti, pero no me falles ni te flipes-, me sonrei y mire cuando se alejaba hacia su posicion y no pude contenerme y dije en voz alta -Tampoco tu me decepciones chico, odiaria verte muerto o acurrucado como un cobarde-.
Luego un instante antes de que partiesemos nuestra comandante en jefe se puso a impartir oredenes a sus subordinados- ¡Grupo Rojo!, La formación a tomar es simple: Una pareja a cada lado. Quiero que valláis en fila de uno de menor a mayor estatura, con las manos en las empuñaduras dispuestos a cualquier situación. No os perdáis de vista en ningún momento.
"Ja! la chica tiene caracter, tendra lo necesario para tomar las deciciones necesarias, espero que si". Me puse en mi psiciòn asignada y comenzamos el viaje.

Paso el tiempo sin que pase absolutamente nada. Estaba todo muy aburrido. "Ahhhhh para esto me meti en esta mision, yo quiero pelea, esto esta muy pesado, no lo aguanto". Al parecer la mayoria de nosotros pensaba lo mismo porque se les notaba en la cara. Tambien nuestro contratista shinigami se lo veia costernado, no porque no hubiese accion al parecer sino porque le llamaba la atencion que no nos hubiesen atacado ya.

Costernado por la tardanza Souta envio a Cathan a explorar el camino por delante nuestro. Al cabo de unos minutos sentimos por el espejo un mensaje de Cathan “Acabamos de caer en una emboscada, son muchos”. El mensaje tuvo un efecto despertador, todos los integrates se pusieron en guardia y Souta empezo a repartir oredenes.
Yo sostuve fuertemente el espejo y meintras desenvainaba mi katana pensaba "Vamos chico sal de ahi, no quiero enterrar tu cadaver todavia". Al instante veo llegar a Cathan algo magullado pero sin heridas serias "Bien, es hora de que cumplamos con nuestras obligaciones". Mientras que Souta le ordenaba a Zairus, mi otra compañera de prueba, que detectara con su reaitsu cuantos eran los bandidos
-Son 25 señor y van bien armados, no parecen bandidos. "No parecen bandidos", esa afirmacion me llamo la atencion, me dispuse a averiguar contra que nos ibamos a enfrentar. Comence a concentrarme como cuando estabamos en la mansion Ito, filtrando las emiciones de reaitsu de mis compañeros y contratista, y centrandome en los bandidos que se aproximaban.
Me lleve una grata sorpresa al contrastar su nivel espiritual, "Tiene razon estos no son bandidos ordinarios".
Mientras tanto Souta pidio a otro de los integrantes, de nombre Bleyze, que usara una habilidad para darnos algo mas de tiempo, ademas siento que Zairus dice -Hay 4 por el frente, 6 por la retaguardia, 4 por el lado derecho, 7 por el izquierdo y 4 parecen dispuestos a saltar sobre las caravanas-. "Excelente, -pense- al parecer no me equivoque al seguir su trayectoria". Tardaron unos instantes mas en aparecer, como bien dijo Zairus no eran bandidos normales, estaban muy bien equipados, y se notaba que poseian cierto entrenamiento. "Novatos contra gente experimentada, esto siempre pinta bien" pense con sarcasmo.
Por lo pronto tome la desicion de encargarme de dos de ellos que venian por mi flanco. Vi que Souta se retiro hacia donde venian mas bandidos. Tome mi espejo y me comunique con mis compañeros "Me encargare rapidamente de dos de los que vengan por mi posicion jefa luego estare a disposicion de apoyar a cualquiera que me necesite. Adame,"Recuerda no lo subestimes, se podra hacer cargo de los otros dos, por algo lo llamaron"te encargo a los otros dos bandidos, no te atrevas a decepcionarme.-.

Guarde mi espejo en mi bolsillo y me dispuse a enfrentar a los bandidos que venian hacia mi. Espere el primer golpe de uno de ellos, fue una estocada sensilla facil de esquivar, el error que cometi es que no me di cuenta de que se trataba de una finta para generar una abertura en mi defensa y permitirle al otro atacarmecon otra estocada mas elaborada, que gracias a años de entrenamiento pude esquivar girando mi cuerpo sobre mi pierna, permitiendome lanzar un golpe tremendamente fuerte a ese bandido con la katana en la nuca. No sali ileso de ese ataque, tenia un corte no muy profundo que me atravesaba el pecho, "Por los pelos, o maldita sea me arruinaron la remera, con lo que me costo conseguirla".
El otro bandido rapidamente se coloco en guardia para con cara de querer acabar conmigo. Se empezo a mover mas rapidamente de lo que estaba haciendo al principio de la pelea. "El muy maldito me esta subestimando". Comenzo a lazar estocadas y golpes muy bien combinados que no me otorgaban ningun tipo de espacio para un contrataque, me estaba manteniendo a la defensiva. Aguante lo que me parecieron horas (aunque en realidad no habria pasado ni siquiera un minuto) la seguidilla de golpes haciendo las paradas adecuadas para que no me lastime. No podia permitirlo si pensaba ayudar a los otros. En un instante note una abertura en uno de sus golpes, que aprobeche de la mejor manera que sabia, incline mi cuerpo preparandolo para saltar, mientras que prepraba a mi katana en la posicion adecuada.
Al parecer mi movimiento desconcerto a mi oponente lo que me dio mas tiempo para realizar mi ataque. Apoye la mano en la parte sin filo de la hoja e impulsandome con mis piernas despegue mi cuerpo del piso colocando el filo de la espada contra su yugular, pero mi impulso no terminaba allí...

FDI: Si gano que pase lo que pongo mas abajo. Suponia que como no tenias muchas intenciones de hacer un mega post describiendo todo el combate, asi que crei que tenia la capacidad de acabar con ellos. Tampoco quise hacerme el heroe, por eso tome un numero razonable. Perdon por la equivocacion ya esta modificado

Cuando acabe note que tenia algunos cortes mas en los brazos y uno en la cara, pequeños raspones comparados con el que teni en el pecho. Tome la wakisashi del bandido muerto, me acerque al que estaba inconciente en el piso y lo remate clavando ambas espadas sobre el pecho.
Luego tome mi espejo, diciendole a Natsu y a Souta "Dos enemigos menos, me dirigire donde vea que necesitan ayuda..." y mire el panorama a ver donde se necesitaba mas de apoyo...

FDI: No termino de cerrar el comentario dado que no se hacia donde dirigirme para apoyar a los otros participantes, si tenes alguna idea soy todo oidos Shumy
avatar
Ikarus48
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 20/08/2008
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por FenixOtaku el Vie Oct 24, 2008 1:03 am

[FDI] Shumy, cualquier cosa que veas que esta mal, me lo haces saber, ya que sera el primer enfrentamiento que realice y no se que tal lo haré. [/FDI]


Justo después de colocarme en posición, y al comenzar a desplazarnos al no notar nada, pues decidí comenzar a pensar, y fue entonces cuando me acordé de lo que me había dicho Zairus:
-Hola, creo que ya nos conocemos, al menos tu cara me suena, pero nunca viene de más presentarse jeje, soy Zairus Shiru.
Ahora no hacia otra cosa más que darle vueltas al porque no había repuesto a su saludo, bueno, siempre podría despedirme y presentarme a la vez, para la siguiente ocasión.

Al cabo de un tiempo, al percatarnos de que no ocurría nada, Skamani decidió enviar a Cathan a explorar por el camino. Yo, de lo aburrido que estaba ya estaba empezando a observar las luces del gran cielo de noche, era una noche muy bella, aunque yo no podía llegar a observar la luna.
“Creo que me tapa la caravana y no puedo ver la luna, ains...con lo que me gusta la luna.”

“¿Eing?¿Qué ocurre?” pensé, justo después noté como en mi bolsillo algo comenzaba a moverse, al echar mano de lo que se movia, me percaté que se trataba del espejo, en el cuál se leía la siguiente frase:
“Acabamos de caer en una emboscada, son muchos”

Poco después empezamos ha recibir todo tipo de ordenés, que seguimos lo más aproximadamente posible,las caravanas se colocaron la una al lado de la otra, nos ordenaron colocarnos en nuestras posiciones respectivas y por parejas.
Algunos compañeros hicieron uso de algunas de sus increíbles habilidades con el reiatsu,Zairus utilizó algo parecido a una invocación, con la cuál envió una onda de reiatsu para detectar al enemigo, cuando acabó pronunció algo que me alcanzó como un susurro pero se entendía claramente, teníamos a 25 enemigos dispuestos a atacarnos.

Al momento ordenaron a Bleyze que crease una especie de entretenimiento para retrasar al enemigo, una especie de cuerdas creadas con reiatsu, esa habilidad era bastante famosa en la academia, aunque era la primera vez que veia como la utilizaba, hasta ese momento tan solo había escuchado rumores sobre esa técnica.

-7 por el izquierdo- alcanzaron a oir mis oídos imperceptibles ante toda la excitación que recorría mi cuerpo en ese momento.

Skamani, anteriormente conocido como Souta, se colocó en el flanco izquierdo, donde más fuerte atacarían nuestros enemigos.

“Creo que entre los tres”Skamani,Zenkei yo, “podremos perfectamente con esos siete bandidos, creo que puedo encargarme de dos aproximadamente, Zenkei con uno podrá seguro, incluso con dos, a lo mejor tres, y con Skamani aquí no habrá ninguna masacre”

Ahora, los asaltantes ya eran perceptibles a mi vista, vestían de color oscuro, y utilizaban una especie de máscaras, parecían asesinos, lo cuál me dejó perplejo, ya que entonces las cifras eran distintas y disminuían el número de batallas a la vez.

Bleyze alcanzó a tres de los que podia divisar desde mi posición, Skamani se lanzó encima de ese grupo de enemigos, mientras los cuatros restantes se dirigían hacia Zenkei y hacia mi.

A l que decido decirle a Zenkei:

“-Zenkei, te parece un 1X2-dos cada uno- cubriéndonos la espalda si fuese necesario ?”

FDI:A lo que creo diferentes respuestas y acciones para el futuro.

LA RESPUESTA ES SI: Me coloco en posición junto a Zenkei y decido ir esquivando los ataques del enemigo mientras busco u punto por donde atacar, tales como piernas , brazos, cara y costillas principalmente.

LA RESPUESTA ES NO:Decido atacar a uno de los asesinos y acabar con él mientras intento cubrirme de los ataques de los dos.

Da igual la respuesta que de,sino la da o hace algo imprevisto, ataco a mis enemigos por las extremidades, cara y costillar, mientras intento de recibir el menor daño posible.
avatar
FenixOtaku
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 21/08/2008
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por geraki el Vie Oct 24, 2008 1:11 am

La noche era tranquila y según cómo se mire, hasta aburrida. Las caravanas habían empezado su marcha sin demasiados problemas y el camino que teníamos que seguir era una especie de GR, así que se podía avanzar sin dificultades. Los chicos se estaban muriendo de aburrimiento, pero yo y Joana nos íbamos adelantando para evitar caer en ninguna emboscada. Pero en la última avanzadilla empezaron los problemas.
Souta me dio la orden de explorar un poco más allá de lo habitual. El bosque estaba tranquilo, puede que demasiado y todo. Normalmente se oía algún pájaro nocturno ulular o el crujido de las ramas por la marcha de algún animal pequeño. El camino se estrechaba cada vez más, había hasta algún arbusto crecido en el margen y la pista se iba deshaciendo hasta convertirse en un camino lleno de piedras y los árboles eran altos y formaban algo de techo. Sin embargo, hacía mucho que no se oía casi nada. "Esto no me gusta nada, está demasiado en calma. ¿La calma antes de la tormenta, tal vez?" De repente la atmósfera cambió. Vi sobras que se desplazaban hacía la caravana. "Cuarto, cinco, seis... no, más" Como un acto reflejo saqué el espejo para comunicar la amenaza. Oí el silbido de una flecha o saeta antes de hacer nada (FDI - saeta = virote, munición de las ballestas). Giré a tiempo sobre mi pie izquierdo y logré esquivar una saeta que iba directa a mi cuello, sin embargo no pude evitar un rasguño cerca del hombro izquierdo. Durante el giro doblé la rodilla y me apoyé con las manos en el suelo. Desde esta posición me propulsé hacia el bosque.
Envié el mensaje de alerta justo a tiempo para recibir una estocada en la cadera, que por suerte solo rasgó el pantalón gracias a que mi atacante resbaló. Usé una roca para darme impulso hacia las profundidades del bosque, pero el atacante consiguió hacerme perder el equilibrio y caí girando sobre mi espalda. Me incorporé con la inercia de la caída y sentí el frío acero en el antebrazo derecho. No me detuve, corrí con un leve y rápido zigzag hasta las caravanas. (FDI - Cathan es zurdo)
Cuando llegué la defensa ya se estaba organizada, las caravanas detenidas y Shiru informando sobre los atacantes. "Mierda, no he oído bien cuantos vienen por delante, pero por lo menos dos: el del filo y el de la ballesta. Por suerte no creo que la traiga consigo. ¡Con lo que pesa!"
Cuando llegué a mi posición de la cruz defensiva, desenvainé la katana y aproveché los pocos segundos que tenía para recuperar el aliento. Por suerte sólo tenía simples rasguños en las piernas y hombro, pero la del brazo podría ir a más si recibía otro golpe cerca. "No me interesa una actitud defensiva, no puedo cuadrarme ni estar esquivando demasiado tiempo." Vi que unas sombras avanzaban hacia la caravana.
- Joana no podemos permitir que nos rodeen. Abre tu posición a la derecha.
Yo me abrí a la izquierda. A duras penas había recuperado el aliento cuando empezó la batalla. Eran cuatro atacantes y con suerte podría dejar a uno aturdido y que fuera un 2x3. Lancé mi cuchillo hacía el más abierto por la izquierda y me preparé atacar al que iba más por el medio. Para poder mejorar mi velocidad adopté una posición algo más flexionada de lo habitual. Esperaba haber ganado unos pocos segundos, los suficientes para poder lanzar un ataque al otro atacante sin tenerme que preocupar de la retaguardia. Empuñé la katana con el filo hacia el exterior y le lancé un puñetazo, pero en el último momento giré sobre el pie izquierdo y el filo trazó una medialuna cortante dirigida al muslo del asesino. (FDI - como se coge un cuhillo, es decir, todo lo contrario de como se hace con las katanas, con ese agarré se puede dar puñetazos y al girar delante del adversario el filo le corta... me da la sensación de que no me he explicado bien) "Esquívate ésta, cabrón. Espero que no puedas, porque si no tendremos graves problemas"


FDI - Espero que sea esto lo que buscas... si no ya edito


Última edición por geraki el Sáb Oct 25, 2008 4:09 pm, editado 3 veces

geraki
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 19/08/2008
Edad : 33
Localización : GR-92

Ver perfil de usuario http://www.ntfansub.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Xajmar el Vie Oct 24, 2008 4:27 pm

“Que aburrimiento… creía que esto tendría un poco más de acción.”

Llevábamos andado ya parte del camino sin ningún sobresalto. Obviamente esa era muy buena noticia, pero yo lo que quería era demostrar lo que era capaz de hacer, pero parecía que ese no sería mi momento.

Ya me había hecho a la idea de que no iba a hacer más que caminar cuando, para mi sorpresa, noté algo que vibraba intensamente. “¡El espejo invertido!” Instantáneamente lo saque para ver qué era lo que pasaba y en leer la frase que apareció en el espejo, en mi cuerpo empezó una lucha entre la emoción y el miedo: “Acabamos de caer en una emboscada, son muchos”

Souta, con un gran liderazgo, inició la lluvia de órdenes e indicaciones:

-¡Recomponed filas, todos a sus posiciones, quiero que todos os pongáis por parejas, olvidaros del grupo, todos en parejas!

Las caravanas se colocaron una al lado del otro, lo que quería decir que tenía que seguir defendiendo el flanco derecho junto a Vincent.

-¡Recordar las posiciones asignadas, todos poneros en el lugar que se os asigno, rodear las caravanas, protegerlas con vuestras vidas!

Souta seguía indicando, ordenó a un par de estudiantes que utilizaran sus habilidades para descubrir cuantos eran, por donde venían e intentar parar algunos.
Yo me coloqué a la derecha de las caravanas, cuando, mientras ese tal Cathan le decía a Souta cuantos venían por banda, escuche que por mi flanco venían 4 enemigos.

De repente, Vincent dijo utilizando su espejo:
-Me encargare rápidamente de dos de los que vengan por mi posición jefa luego estaré a disposición de apoyar a cualquiera que me necesite. Adame te encargo a los otros dos bandidos, no te atrevas a decepcionarme.-

Estaba bastante claro, dos para él, y dos para mí. No podía fallar. Nos habían contratado para defender esas caravanas. Confiaban en nosotros. Confiaban en mí…

“No voy a morir aquí” pensé

No me hizo falta responder a Vincent, y puesto que no tenía intención ninguna de esperar a que ellos vinieran a por mí, decidí lanzarme al ataque. Apenas comencé mi carrera cuando me encontré con un par de enemigos de frente. Únicamente atacar de frente siendo inferior en número sería un suicidio, pero se me ocurrió una idea, arriesgada, pero podía funcionar. Ocultando con mi cuerpo la katana, me lancé a por el que estaba más a la derecha con el cuchillo en la mano izquierda ( FDI: Soy diestro, ataco con la izquierda para que el plan funcioné… ) que como imaginaba no le costó esquivar, y en el momento que ambos enemigos pensaron que había fallado y estaba totalmente indefenso, saqué la katana con la mano derecha, ( FDI: La cojo al revés, no sé si me explico… es como si la cogiera por el mango, pero con la hoja hacia abajo, para atacar de lado desde fuera hacia dentro… no se si se me entiende ) di media vuelta sobre mi mismo hacia mi izquierda, y con toda la fuerza de la que disponía, ataque al enemigo con la intención de eliminarle de un solo golpe.


Última edición por Xajmar el Jue Oct 30, 2008 10:50 pm, editado 1 vez
avatar
Xajmar
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 12/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Bleyze el Vie Oct 24, 2008 6:34 pm

- Si, espero que no vuelvas a quedarte atrás escondido como un cobarde o te llevaré a la batalla con mi propia espada. - Al oir esto ultimo me gire rapidamente hacia Sousuke mirandole fijamente - Oye vamos a ver si dejamos las cosas claras. El que se lanzo de cabeza contra ese jefe Yakuza sin esperar a que llegasemos Saito y yo, por cierto... ¿donde andara Saito? Es igual... el que se lanzo de cabeza contra esos Yakuzas fuiste tu pezado de cafre yo estaba protegiendo a la otra parte de nuestra mision por si no te acuerdas... - Hice una pequeña pausa para coger aire y continue - en fin cada uno con lo suyo esta vez te vas a quedar atras ya veras... -

Tras esto Sousuke y yo comenzamos nuestro camino hacia nuestras respectivas posiciones a la retaguardia de la caravana, cuando Shiru paso a nuestro lado

- señoritos Zampakutoh porque os ha tocado la parte más jodida-“O la más divertida, depende de cómo lo mires”-al menos yo no tendré que andar jeje. -

La respuesta de Sousuke no se hizo esperar:

- Bueno, prefiero andar y tener mi zampakutoh que estar sentado y tener una espaducha como esa jajaja. -

- Pues nada que lo pases bien, la accion nos la llevaremos toda nosotros asi que no te cansaras mucho, es mas seguro que te aburres como una ostra ahi sentada, tu espera y veras - y conuna carcajada me despedi de la jefa del grupo azul que se fui a su puesto correspondiente.

Pasaba el tiempo y la noche transcurria sin incidentes dignos de mencion, algun que otro animal salvaje salia corriendo a esconderse entre la maleza ante la comitiva pero nada digno de mencion.

- Jodeeeeer, como me abuuurro, Sousuke cuentame algo anda que esto anda demasiado muer... -

No llegue a terminar mi frase cuando el espejo que nos habian entregado comenzó a zumbar como si tuviese vida propia, lo entraje de uno de los bolsillos y para mi sorpresa cuando lo mire un frase se dibujaba en su superficie vitrea

“Acabamos de caer en una emboscada, son muchos”

Sin perder un segundo una orden autoritaria de Sota pronunciada con una voz potente lleno el lugar donde nos encontrabamos detenidos.

- ¡Recomponed filas, todos a sus posiciones, quiero que todos os pongáis por parejas, olvidaros del grupo, todos en parejas! -

Instintivamente mi mano derecha se cerro en torno a la empuñadura de mi Zampakutoh " Vamos compañera, es nuestro turno, seamos el orgurllo de los Enishi" Estas palabras resonaron dentro de mi mente con la intencion de transmitirselas a mi arma, no hubo respuesta, no se si permanecio en silencion o mi mente aun no era lo suficientemente aguda como para poder escuchar la voz con la que me hablaba mi zampakutoh o quizas el ruido del mundo era demasiado algo como para poder oirla quien sabe.

Una pequeña ondulacion de reiatsu me saco de mis pensamientos, un reiatsu que provenia de Shiru en el techo de la primera caravana.

- ¡Bleyze! Usa esa habilidad tuya para crear un cerco de hilos alrededor nuestro, posiblemente consigas molestar a alguno. - Eso me pillo de sorpresa no sabia que conciese una habilidad que acaba de desarrollar por mi cuenta pero en fin que le ibamos a hacer, aun no la tenia completamente dominada pero tendria que apañarme - ¡Si, señor ahora mismo! -

Me concentre y canalice mi reiatsu a traves de mis dedos creando una red entre los arboles, formando un perimetro entre las caravanas, era la primera vez que la usaba a esa escala y pequeñas gotas de sudor comenzaron a brotar de mi frente como pequeñas perlas.

- Hay 4 por el frente, 6 por la retaguardia, 4 por el lado derecho, 7 por el izquierdo y 4 parecen dispuestos a saltar sobre las caravanas. -

Esa fue la respuesta de Shiru, asi que... teniamos 6 enemigos para Sousuke y para mi, interesante...

Sota desenvaino su arma y se coloco al lazo izquierdo donde los enemigos golpearian con mayor potencia, yo por mi parte mantuve la concentracion para que mis hilos estuviesen activos el maximo tiempo posible.

3 de ellos calleron en mi pequeña trampa, vestian de negro de pies a cabeza y con armas cortas para facilitar la rapidez del asalto, ya tenia a tres de ellos donde queria perfectamente atrapados.

corte el flujo de reiatsu y los hilos desparecieron dejandome libre para actuar a mi antojo. rapidamente lleve mi mano izquierda al cinto y extraje el cuchillo que nos habian suminstrado, decimas de segundos mas tarde este volaba directo hacia su objetivo que se encontraba aun atrapado entre los hilos espirituales.

- Vamos a ver que tal lo haces compañera - Exclame al tiempo que desenvainaba mi zampakutoh dispuesto para el combate, al tiempo que cargaba hacia los tres atrapados que se encontraban cerca de la caravana, lanzandome con un kesaguiri de abajo a arriba sobre el primero de ellos
avatar
Bleyze
Moderador
Moderador

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 13/08/2008
Edad : 30
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por rukia89 el Vie Oct 24, 2008 9:29 pm

Cuando noté temblar el espejo, supe que el momento había llegado. Nos habían hecho una emboscada y eran muchos. Noté el ansia y el miedo a mí alrededor pero yo me mantuve con mi frialdad de siempre, analizando la situación.

El que estaba al mando no tardó en dar las correspondientes instrucciones. A mi me dejaba vía libre para apoyar en donde fuera necesario. Empecé a observar rápido como estaba todo situado. La parte donde más enemigos habría sería la izquierda, sin embargo ya había tres hombres ahí defendiendo. La segunda parte donde más enemigos atacarían era la retaguardia y ahí solo había dos personas.

Así que no me lo pensé dos veces y me dirigí hacia allí mientras hacia una seña a Maesu para que me siguiera hacia allí. Por el camino saqué mi katana y me puse en posición de ataque. No me alejé mucho de las caravanas, esperaría a que llegaran ya que éramos cuatro personas a proteger ese flanco y en el techo de las caravanas, donde atacaría 4 personas, solo había dos. Así que apoyaría en la retaguardia si era necesario, si veía que se las arreglaban, apoyaría el techo de las caravanas.
avatar
rukia89
Plus
Plus

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 21/08/2008
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por leslie23solange el Sáb Oct 25, 2008 2:04 pm

Me sentía distinta, los nervios me habían dejado y habían dado paso a una Joana serena y con la mente despejada, me recordaba a mis días de Instituto cuando estaba en el consejo de estudiantes, pero aquello iba a ser más peligroso, me lo veía venir.
Caminamos un buen rato y todo parecía en calma, pero ya se sabe que nada es lo que parece.
Cathan también parecía preocupado, así que en cuanto Skamani le envió al frente para ver qué pasaba lo hizo sin demora.
Tenía un mal presentimiento, otra vez un escalofrío recorrió mi cuerpo, pero esta vez intenté concentrarme para saber de dónde provenía mi preocupación. Mi corazón latió más fuerte, avisándome del peligro, automáticamente me llevé la mano a la espada de mi cintura y esperé.
No tardó en llegar un mensaje de Cathan a través del espejo comunicador, habíamos caído en una emboscada, seguramente rodeados por 25 tipos. Skamani se puso a dar órdenes, debía mantenerme en mi posición.
¿Qué hacía yo metida en todo este entuerto? No necesitaba el dinero de aquel trabajo, podría haberme quedado en casa, después de todo ya había encontrado un buen trabajo, aburrido sin duda, pero un buen trabajo.
¿Pero qué estaba diciendo? ¿Acaso no era mi deseo convertirme en una Shinigami para poder proteger al mundo real, a gente inocente como una vez lo fue mi abuela?

Cuando por fin conseguí desvanecer mis dudas volvió Cathan, tenía algunas "heridas", seguramente se encontró con uno de ellos.
Si no había oído mal se dirigían a atacar 4 por el frente.
Nunca se me había dado nada bien la esgrima en el instituto (aunque ahora doy gracias de que mis padres hayan sido unos "millonarios" capaces de haberme puesto en un instituto con clases de esgrima), supongo porque nunca lo intenté con ganas, pero sabía lo esencial. Defender no era mi fuerte, así que no me quedaba más opción que atacar, pero debía pensar bien mis pasos a seguir.
Cathan me miró y me dijo:
- Joana no podemos permitir que nos rodeen. Abre tu posición a la derecha.
Y es lo que hice. De inmediato saqué la espada de su cinto y esperé a lo inminente.
Intenté concentrarme, identificar al enemigo, ya no procuraban sigilo y era más fácil oír sus pasos.
«4 por el frente, 4 por el frente» era mi especie de mantra. En cuanto vi que aparecían me fui a por uno de ellos, no podía darles opción. Tan sólo debía pensar que mi espada era como un sable, de hecho su peso era muy parecido a uno. A veces podía ser una suerte poder recordar el pasado.
Con una mano, la derecha, sostuve la espada esperé su ataque. Siempre me había gustado medir la fuerza de mi oponente, en todo lo que fuera y un combate armado no iba a ser distinto aquella vez. Mi fuerte; mi inteligencia, mi ventaja; el enemigo no me conoce.
«4 por el frente, 4 por el frente»
El ataque no se hizo esperar por uno de ellos y lo conseguí bloquear con mi espada, sin duda era fuerte, pero quizás se confiaba mucho en su fuerza, en la oscuridad de la noche lo que primaba era la habilidad antes de la fuerza. El segundo hombre también se lanzó al ataque y con premura conseguí también bloquearle, no era tan fuerte como el otro así que me arriesgué a empujarle y ganar algo de tiempo para seguir luchando con el otro, puede que haya funcionado porque no percibí que volviese al ataque.
Mi enemigo era fuerte y también hábil con la espada, durante un par de estocadas sólo podía bloquear sus ataques, aquello me estaba molestando, ya podía sentir la voz de mi antiguo profesor diciéndome «¿Pero qué cojones estás haciendo Joana? ataca de una vez o te suspendo» No quería suspender, no quería fracasar, así que con decisión opté por sacar el cuchillo con mi mano izquierda, y me decidí por un estilo de esgrima español.
Una vez más bloqueé su estoque, pero me lancé por la izquierda, con mi cuchillo, para hacerle retroceder, el cuchillo era sin duda más corto que una espada, pero el enemigo se había acercado lo suficiente, no podía estar segura de lo oscuro que era, pero me pareció haberle desgarrado parte de sus ropajes.
Aproveché su retroceso para demostrarle a mi profesor -mierda, ni siquiera ahora podía dejar de pensar en él-, y a mis compañeros que era más que una niña dulce y a veces nerviosa.
Le lancé rápidamente tres estocadas, bloqueó uno tras otro pero a la vez le hice retroceder.
El terreno era irregular, tan diferentes al salón del instituto, pero por ello mismo me sentía más cómoda, ya le tenía donde quería, pero nuevamente percibí que mi enemigo sonreía y nuevamente me pregunté dónde estaría el otro. Mi instinto me indicaba que estaba cerca y por una vez no iba a ignorar a mis instintos por muy irracionales que fueran. Sabía que era arriesgado, la puntería no era precisamente mi fuerte, pero ignoré a mi conciencia precavida y me dispuse a dar mis últimas dos estocadas a mi oponente, recordé los pasos de Ana, la mejor en el instituto de esgrima, en el torneo nacional de esgrima y como consiguió desarmar a su enemigo, nuestro profesor estuvo una semana alabando aquel movimiento e intentando que lo aprendiéramos, yo había tenido poco éxito, pero porque nunca me esforcé. Ahora mi vida dependía de ello así que con la espada hice una especie de finta y conseguí llegar hasta su muñeca, al golpearle sentí que abría la mano, pero no esperé a estar segura, el otro se acercaba con sigilo, pero no lo suficiente, ya tenía identificada su posición y sin esperar más lancé el cuchillo hacía él, sólo esperaba herirle lo suficiente para darle tiempo a Cathan o a cualquiera que pudiera apoyarnos en nuestra posición.
Jamás había hecho algo semejante, pero en situaciones desesperadas una debía tomar medidas desesperadas y hacer uso de todos sus recursos, aunque no se fuera lo suficientemente buena. Pero al menos ya había sorprendido al enemigo y seguía conservando mi espada, podría recuperarme de aquello si no tenía éxito.

FDI: Gracias por este evento, me estoy divirtiendo mucho. Espero haber posteado bien, porque es mi primera lucha real, si me he pasado que alguien me lo diga. Pero he intentado ser bastante fiel a mi personaje, puede que en su historia no lo dejara muy claro, pero en un colegio de élite sin duda la esgrima debe formar parte del currículum de estudios.


Última edición por leslie23solange el Lun Oct 27, 2008 2:00 am, editado 1 vez
avatar
leslie23solange
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 21/08/2008
Edad : 32
Localización : Barcelona

Ver perfil de usuario http://macrossalchemist.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Sagara sousuke el Sáb Oct 25, 2008 5:00 pm

Oye vamos a ver si dejamos las cosas claras. El que se lanzo de cabeza contra ese jefe Yakuza sin esperar a que llegásemos Saito y yo, por cierto... ¿donde andará Saito? Es igual... el que se lanzo de cabeza contra esos Yakuzas fuiste tu pedazo de cafre yo estaba protegiendo a la otra parte de nuestra misión por si no te acuerdas... En fin cada uno con lo suyo esta vez te vas a quedar atrás ya verás...

Ya… ¿y acabar con los Yakuzas no era otra parte de la misión? De todas formas el que eligió la parte fácil de la misión fuiste tú… Bueno, dejemos eso atrás, que ya se vio en nuestro duelo que estábamos igualados. Tendremos que repetirlo a ver quien ha mejorado mas.

Cuando llegamos a la retaguardia Shiru paso a nuestro lado diciéndonos: señoritos Zampakutoh porque os ha tocado la parte más jodida-“O la más divertida, depende de cómo lo mires”-al menos yo no tendré que andar jeje

A lo cual respondí casi sin pensar: Bueno, prefiero andar y tener mi zampakutoh que estar sentado y tener una espaducha como esa jajaja.

Bleyze por su parte apoyó mi postura añadiendo: Pues nada que lo pases bien, la acción nos la llevaremos toda nosotros así que no te cansaras mucho, es más seguro que te aburres como una ostra ahí sentada, tu espera y veras

Empecé la marcha pensando que pronto tendríamos que enfrentarnos a algunos bandidos de barrio, cosa que me inspiraba a seguir andando ya que había acudido a la misión pensando que sería algún tipo de entrenamiento digno de mención, pero en lugar de eso me encontré con un camino demasiado tranquilo, únicamente molestado por algunos pequeños animales que se movían entre la linde del camino agitando algunos arbustos. Al parecer Bleyze también se aburría, hasta que se acercó para decir cansinamente: Jodeeeeer, como me abuuurro, Sousuke cuéntame algo anda que esto anda demasiado muer... Pero no pudo terminar la frase debido a que algo temblaba en su bolsillo, la alarma se produjo cuando yo también sentí vibrar mi gabardina por lo que saqué el pequeño espejo que nos habían repartido para leer en él: “Acabamos de caer en una emboscada, son muchos”

Una extraña e involuntaria sonrisa se dibujó en mi cara mientras pensaba Por fin, algo de entretenimiento, esto ya empezaba a resultar monótono. Cuando el hombre al que llamamos Skanami empezó a repartir unas ordenes que no tuve intención en escuchar, los que vinieran por mi lado no tendrían la oportunidad de llegar a tocar las caravanas y, cuando acabe con ellos, iré a ayudar a los demás. De repente Bleyze empezó a soltar una especie de hilos por sus manos que al parecer atraparon a algunos enemigos. Shiru por su parte lanzó una cálida y tranquilizadora ola de reiatsu tras lo cual dijo: Hay 4 por el frente, 6 por la retaguardia, 4 por el lado derecho, 7 por el izquierdo y 4 parecen dispuestos a saltar sobre las caravanas Al parecer podía localizar enemigos a una gran distancia.

Seis enemigos para Bleyze y para mi, podría ser interesante, incluso difícil de sobrevivir a ello, por lo que opté por sorprender al enemigo antes de que tuviera ocasión de desgastarme y minar mis habilidades para futuros combates en esa noche. Todos se pusieron en posición de combate, el Skanami se dirigió a ayudar a los del flanco izquierdo pero no tenía tiempo de sentarme a mirar los combates de los demás, tenía que deshacerme de al menos tres enemigos para igualar los números.

Me quité la gabardina, lanzándola a la caravana más próxima y me cruce de brazos esperando que llegaran mis oponentes, dándome tiempo a pensar cómo actuar. Atacan desde todos los flancos, eso quiere decir que no tienen pensado guardarse nada… o si, quizás este ataque es una distracción para alejarnos de las caravanas y mientras combatimos llevarse los carros, o quizás quieren desgastarnos para que… No me dio tiempo a hacer mas conjeturas, un enemigo había salido de las sombras directo hacia mí, a unos metros le seguían dos más dispuestos a acabar con mi vida. Parecen muy confiados, habrá que enseñarles que no es la primera vez que cogemos una katana, espero que salga bien, lo he practicado mucho desde el duelo con Bleyze…

Me puse en posición, alcé el brazo derecho totalmente estirado y apoye el izquierdo en el codo del primero. Rápido… Empecé a recitar mentalmente el conjuro mientras se seguían acercando, los tenía apenas a diez metros cuando terminé de recitar el conjuro, alcé la voz y desplegando parte de mi reiatsu pronunciéHadou nº 4, Byakurai

Un rayo blanco salió disparado de mi mano y serpenteando en el aire impactó de lleno en el pecho del hombre vestido de negro que más cerca estaba de mi abriéndole un agujero en el pecho y haciéndole caer al suelo ya sin vida.Uno menos, al parecer no se esperaban a shinigamis aquí.

Los dos hombres que le seguían disminuyeron su ritmo, ahora precavidos de mis artes con el Kidoh, se acercaban lentamente. Esto me dio tiempo a ponerme en posición de combate, pero sin desenfundar mis armas. Mi nueva postura al parecer hizo aun mas efecto en los enemigos, que disminuyeron aun más su ritmo hasta acercarse a mí prácticamente andando. [FDI: La posición que adopta mi personaje es la siguiente: Agachado echa hacia atrás la pierna izquierda dejándola totalmente estirada, la derecha esta encogida, el cuerpo se encuentra inclinado hacia delante adelantando mas el hombro derecho, con la mano izquierda agarra la empuñadura de la zampakutoh que tiene en la espalda mientras que con la mano derecha agarra la zampakutoh que tiene a la izquierda de la cintura] Yo de vosotros me retiraría, no os conviene empezar una lucha. Esperaba que estas palabras los disuadieran, pero en lugar de eso desenfundaron los wakizashis que llevaban y me atacaron. Sus ataques eran demasiado previsibles, aprovechando la distancia que nos separaba desenfundé mis zampakutoh mientras le dirigía un pensamiento Vamos allá compañera. Bloqueé sus ataques y me retiré un par de pasos atrás para observarlos detenidamente. Eran más bajos que yo, aparentemente delgados, pero bastante agiles y con golpes fuertes, la mejor estrategia sería encargarse de ellos uno a uno, pero por desgracia debía pelear con ambos a la vez; por suerte mi radio de acción era mayor, ya que mis armas eran más largas que las de mis oponentes. Retrasé la pierna derecha, y respiré rítmicamente bajando poco a poco la frecuencia, de pronto la aceleré e hice un amago de ataque, uno de ellos permaneció impasible, pero el otro cayó en la trampa, realicé un ataque vertical con mi katana izquierda a la cual respondió desplazándose hacia su derecha para evitar el envite. Mi plan funcionaba, ahora los tenía en línea y podía enfrentarme a ellos uno a uno, pero no podía tardar más de unos segundos en acabar con el primero ya que podrían rectificar su posición y volver a tener la ventaja numérica. Esta vez tenía que ser eficaz, respiré una última vez y me lancé al ataque.

Avancé un paso, girando sobre mi y lanzando un blando ataque circular con la derecha, el reaccionó a tiempo y, pivotando sobre su pie derecho acompañó mi giro, bloqueando mi ataque pero, en cuanto lo hizo se dio cuenta de que había vuelto a caer en mi trampa. Con su arma bloqueada con mi zampakutoh de la derecha, lancé una estocada directa a su garganta, la reacción de mi oponente fue desesperada, con un movimiento más rápido del que me esperaba se lanzó suicida acercándose a mí, provocando un fatal desenlace.

Una vez se hubo desplomado en el suelo me dispuse a enfrentarme al último del trío de asesinos que me habían atacado, cuando fui a recuperar mi guardia un leve dolor me advirtió que no había salido ileso de mi anterior combate. En su último movimiento mi oponente había conseguido hacerme un corte poco profundo en el costado derecho, pero aun no había tiempo para encargarme de ese corte, primero debía enfrentarme al último de mis oponentes…

[FDI: Como veréis no dejo al azar mis dos primeros combates, esto se debe a que hablando con Shumy, le dije como iba a ser mi post y los ataques que iba a realizar y me dijo que los dos ataques acertaban]

_________________

Un guerrero de verdad no pregunta cuantos, sino donde
avatar
Sagara sousuke
Moderador
Moderador

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 13/08/2008
Edad : 32
Localización : Teruel y Valencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Shumy el Sáb Oct 25, 2008 9:29 pm

Hacía rato que habíamos empezado a avanzar. La noche todavía era muy joven y sin embargo no se escuchaba ni el murmullo del viento. Desde que habíamos entrado todo el bosque estaba en paz, como si nuestra simple presencia apagara todos los sonidos de la naturaleza.
Aquello me estaba dando muy mala espina, pues tanta calma no era buena. Vi como la gran mayoría tenía una gran cara de aburrimiento. Todos debían haber pensando que aquello iba a ser una continúa aventura, en la que solo nos enfrentaríamos a bandidos. Sin embargo yo prefería que todo siguiera en calma.
“Aunque no tanta”
De repente sentí como el espejo invertido temblaba fuertemente dentro de mi bolsillo.
“Cathan”
Se me había olvidado que Skamani había mandado a Cathan adelantarse, al parecer tenía sospechas de que aquello no era normal, y por lo que se veía no estaba desencaminado.
“Acabamos de caer en una emboscada, son muchos”
Algunos de los presentes sonrieron con satisfacción, otros sentían recelos, pero podía leer en el rostro de la mayoría como en un lienzo: estaban deseosos y asustados a la vez. Justo en ese momento Cathan llegó a todo correr del bosque, le mire preocupada, pero vi que por suerte no estaba herido de gravedad y no tardaba nada en ponerse de nuevo en su posición, al frente.
Antes de que Skamani dijera nada me levanté del techo de la caravana y eché mano a la empuñadura de mi Katana, sacándola lentamente.
-¡Recomponed filas, todos a sus posiciones, quiero que todos os pongáis por parejas, olvidaros del grupo, todos en parejas!
Hice caso de lo que hacía y no intente dar órdenes al grupo azul, sólo mire a Araiza un momento a los ojos y di una cabezada, indicándola que yo estaba lista.
-¡Recordar las posiciones asignadas, todos poneros en el lugar que se os asigno, rodear las caravanas, protegerlas con vuestras vidas!
Ambas caravanas se habían puesto en paralelo, eso dejaba a la mía en el flanco izquierdo. Empecé a memorizar y a calibrar los movimientos que me serían más útiles en esa posición y con esa katana, que para mi gusto era demasiado corta. Solo el grito de mi nombre me devolvió a la realidad:
-¡Zairus! Quiero que averigües ahora mismo cuantos son y por donde vienen, ¡DEPRISA!
Asentí imperceptiblemente mientras le mantenía la mirada. A continuación devolví la katana a su vaina, hinqué la rodilla izquierda en el techo y junte rápidamente las palmas de mis manos.
“Mantra”
Aquella habilidad la había desarrollado poco después de aprobar el examen, me permitía vislumbrar los alrededores emitiendo ondas de baja frecuencia con mi riatsu, ondas similares a las que emitían los ciegos murciélagos. Noté como una brisa cálida de riatsu salía de mi, rebotando en todas direcciones y volviendo hasta a mí, mostrándome en mi cerebro una imagen panorámica de los alrededores.
-Son 25 señor y van bien armados, no parecen bandidos.
“Aquí hay algo más que no logró percibir, esto se esta poniendo peligroso”
-¡Bleyze! Usa esa habilidad tuya para crear un cerco de hilos alrededor nuestro, posiblemente consigas molestar a alguno.
Observe por unos momentos fascinada como Bleyze extendía un auténtico mar de hilos alrededor nuestra, cercando la zona. Sin pensármelo dos veces volví a usar mi mantra.
-Hay 4 por el frente, 6 por la retaguardia, 4 por el lado derecho, 7 por el izquierdo y 4 parecen dispuestos a saltar sobre las caravanas.
Empecé a respirar fuerte y me lleve la mano al pecho.
“No puedo usar demasiado esta técnica, mi nivel de riatsu no me lo permite”
Con esfuerzo me levante de nuevo mientras desenfundaba la katana. Por el rabillo del ojo vi como Skamani me miraba con preocupación, como si entendiera realmente de lo que le había pasado a mi cuerpo.
“Este hombre ha tenido que ser por la fuerza un buen shinigami, ¿Por qué demonios trabaja para un comerciante entonces? Aquí hay algo que no logramos comprender”
No me dio tiempo a ver como los demás se lanzaban a al ataque, porque justo en ese momento dos de los asesinos se lanzaron a por mi con claras intenciones de liquidarme.
El que me ataco por el flanco izquierdo a la altura de la cadera llevaba un kodachi, su compañero llevaba un wakizashi, y era un poco más alto que el otro. Se posicionó justo en el flanco derecho, lugar que quedaría desprotegido si me defendía del otro ataque.
“Maldito par de cabrones, encima aquí arriba no puedo maniobrar bien, un paso en falso y les daré una apertura”
Tome la decisión de un ataque en el que me sacrificaba. Esquive lo mejor que pude el ataque lanzado a mi cadera izquierda, notando como la hoja fría del kodachi me hacía una herida de mediana gravedad. Al mismo tiempo lancé una estocada al cuello del más alto, sesgando su vida (o eso pensaba) de un solo golpe.
Sin mirar si le había rebanado la cabeza me giré hacía el otro, dándole una patada en el tobillo izquierdo, desestabilizándole lo justo para que me diera tiempo a darle una estocada vertical a la altura de su hombro derecho.
“Tengo que acabar con él para poder ver como los va a los demás y averiguar si van a venir más de estos tíos.”
avatar
Shumy
Estudiante Shinigami
Estudiante Shinigami

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 19/08/2008
Edad : 26
Localización : Enies Lobby

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Maesu Sensei el Dom Oct 26, 2008 8:09 pm

Caminando junto a las caranavas... Tras un rato, nos tendieron una emboscada. Observe a mi alrededor, ya que junto con Yami me encontraba en el medio del jaleo, pude comprobar analizando la situación que habia muchos emboscadores.

La persona al mando nos dejo via libre para hacer lo que fuera necesario. La parte donde más enemigos habia era la izquierda, aunque como ya habia tres defensores en esa parte pense en ir a la retaguardia donde solo habia dos personas defendiendo.

Yami parecio pensar lo mismo que yo, me hizo una seña diciendo que la siguiera. Por el camino agarré con fuerza la empuñadura de la katana a mi espalda dispuesta a sacarla en cuanto fuera necesario con la intencion de aprovechar la inercia de sacar la espada para hacer un corte en vertical a cualquier enemigo. Junto con Yami me dispuse a defender la retaguardia y si era necesario subiria al techo con ella.
avatar
Maesu Sensei
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 22/08/2008
Edad : 28
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario http://www.g13nf.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Shumy el Dom Nov 02, 2008 9:44 pm

Bueno, pues después de tanto tiempo regreso a las andadas. Perdonar el retraso pero es que a parte de que os tengo muy mal acostumbrados (XD) he estado y de hecho estoy con exámenes, y si a eso le añadimos dos días seguidos con resaca…malo malo XDD
En fin dejo de aburriros con mi vida y sigo con el evento
DDI
En tres rápidos y firmes mandobles Souta se libró de aquellos tres patanes que no le habían dado ningún problema, y el que fuera tan sencillo nuevamente le preocupaba.
Observo con detenimiento como les iban las cosas a los estudiantes a su cargo.
A pesar de las heridas que había recibido el joven Valentine tenía una mirada decidida en el rostro, leyó el mensaje mandado a Natsu, indicando que estaba libre para atacar, miro con curiosidad los dos cuerpos muertos de sus atacantes. El joven Adame también había acabado con 2 atacantes rápidamente, quedando su hombro izquierdo herido.
De repente vio como uno de los atacantes acababa con el joven de pelo blanco, dándole un fuerte golpe en la cabeza y dejándole sin conocimiento (FDI: Mis disculpas xende, pero me parece que os he dado bastante tiempo, lo siento pero te quedas fuera)
El joven Fénix se había quedado solo, por lo que se lanzo a auxiliarle, usando el plan propuesto anteriormente por el chico se protegieron las espaldas, y después de varios encontronazos acabaron con todos sus atacantes. Miró con preocupación al chico (Fénix), estaba ligeramente agachado sujetándose las rodillas, respiraba con dificultad, al parecer durante la pelea le habían dado un fuerte golpe en el estómago.
Souta fijo su oscura mirada en la parte delantera del convoy, donde tanto Cathan como Joana habían acabado con 3 de los 4 atacantes que les tocaban. Justo en ese momento uno de ellos se abalanzó sobre Joana, a la que no le daba tiempo esquivarlo, por lo que lanzó su cuchillo, dándole a Souta unos segundos preciosos que aprovecho para usar el Shumpo y ponerse detrás del asesino y clavarle la Zampakutoh en la cabeza, matándole en ese mismo instante. Vio que ambos muchachos tenían heridas leves pero que podían empeorar.
Movió ligeramente su katana, haciendo que la sangre salpicara el suelo, que lo absorbió con gran avidez.
La parte de atrás había sido protegida por 4 personas y uno de ellos se había quedado con la mitad para él solito, dejando que los demás acabaran en un duelo uno contra uno.
Los tres (Bleyze, Yami y Maesu) no tardaron mucho en liquidar a sus oponentes mientras el último de ellos (Sousuke) hizo gala de sus habilidades tanto con la Zampakutoh como con el kidoh, matando rápidamente a dos de ellos y en consecuencia usando el Byakurai con uno de ellos y dejando al último para un duelo 1 contra 1, en el que el último rival salió muerto de un golpe certero en el corazón.
Aún así Sousuke tenía una herida bastante fea en el antebrazo izquierdo y otra en el muslo derecho, necesitaba atención médica o las heridas irían a peor.
El último lugar que reviso fue la parte superior donde con horror vio que Natsu (FDI: También te quedas fueras) había quedado fuera de juego y Zairus, a pesar de haber derrotado a dos de los enemigos lo estaba pasando muy mal, pues los otros dos se lanzaron contra ella en ese instante.
Usando de nuevo su Shumpo Souta acabo en un abrir y cerrar de ojos con los otros dos, ganándose una mirada de agradecimiento de la muchacha.
Justo en ese momento un riatsu oscuro apareció en el lugar, haciendo que los muchachos apenas se pudieran mantener en pie, aquel riatsu era superior incluso al de un shinigami que se encargara de las pruebas de ingreso.
Skamani Souta se giro hacía el núcleo de sus problemas con una mirada seria.
-Volvemos a encontrarnos Souta-chan-un voz surgió de debajo de una capucha. Todos giraron la cabeza intentando reconocer al intruso.
Aquel hombre iba completamente tapado por la capa negra.
-Eso parece-Souta se le quedo mirando desde la segunda caravana, el intruso se encontraba justo en frente de los chicos que estaban en la retaguardia.
-Parece que esos chicos no son tan malos como parecían pero…tampoco son lo suficientemente buenos.
Todos notaron una oleada de aire, cuando abrieron los ojos el extraño sujeto había desaparecido.
Un grito les heló la sangre cuando Sousuke se desplomó en el suelo sujetándose fuertemente el muslo, el hombre le había atacado en la herida, aumentando su gravedad.
Volvió a desaparecer. Ante sus horrorizados ojos todos vieron como el ser encapuchado daba un fuerte golpe en el mentón a Bleyze, dejándole semiinconsciente, al segundo siguiente Maesu descansaba en el suelo con una herida de espada muy fea en el costado y a continuación Yami recibía un fuerte golpe en el estómago mientras escupía sangre, era probable que le hubiera roto alguna costilla.
El siguiente en caer fue Fénix, con un fuerte golpe en la nuca, cayendo cuan largo era al suelo.
Sin esperar un segundo el hombre encapuchado dejo fuera de juego a Cathan con una terrible llave que le dejo en el suelo y con la muñeca de la mano izquierda con un esguince severo. Joana no corrió mejor suerte al recibir una estocada en el hombro derecho que parecía profunda.
Con un grito tanto Adame como Vincent se lanzaron a por él, consiguiendo el primero un rodillazo en la boca del estómago y el segundo un golpe en el pecho con la empuñadura de la Zampakutoh de su enemigo que le dejo sin respiración varios segundos, dejándolos en el suelo.
Solo quedaban los dos que se encontraban en el techo de las caravanas y con un Shumpo el extraño atacante se posiciono en frente de Zairus, dándola un golpe en el estómago y haciendo que perdiera el equilibrio, cayendo al suelo sobre su hombro izquierdo y dislocándoselo.
Justo en ese momento Souta le lanzó una fiera estocada, pero con un grácil movimiento de muñeca el otro desvió la trayectoria de la Zampakutoh con insultante facilidad.
-Simplemente dame “eso” y os dejare marchar-dijo el encapuchado alzando su brazo izquierdo y extendiendo los dedos de su mano enguantada, como pidiendo algo.
Souta se lanzo de nuevo a por él, y ambos se enzarzaron en un maravilloso duelo a la velocidad del Shumpo.
Después de unos instantes ambos contrincantes fueron a parar cada uno a sus posiciones iniciales, cada uno en el techo de cada caravana.
-Eres demasiado cabezota Souta-chan, y esa cabezonería va a acabar con la vida de esos críos, atormenta…Kelticks-de repente aquel extraño ser empezó a brillar de forma extraña y ante los estupefactos ojos de todos los cadáveres de aquellos asesinos se levantaron de nuevo, como tirados de hilos invisibles. Aunque solo fueron 10 cada uno se posiciono al lado de los estudiantes.
Se oyó un extraño pitido y todos los muertos vivientes bajaron las kodachis a la vez, con claras intenciones de separar la cabeza del cuerpo de los 10 chicos.

FDI: Ak-ak ¿esto no os lo esperabais ee? Bueno mi perturbada mente estuvo pensando en este momento desde hacía más de una semana. En fin, feliz Hallowen y perdón si hay algún pequeño fallo, pero es que no veáis que resaca (siento repetirlo otra vez XDD) Y bueno, veréis que no me he entretenido mucho con cada uno porque somos muchos y no quiero haceros esperar más.
Otra cosilla, que todos los personajes se queden justo en el momento en que oyen como las kodachis bajan, podéis quedaron quietos o intentar esquivarlas, pero nada de lanzar contraataques porque todos estamos hechos polvo. Y sí, el desgraciado encapuchado a liberado su Zampakutoh por si teníais dudas
avatar
Shumy
Estudiante Shinigami
Estudiante Shinigami

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 19/08/2008
Edad : 26
Localización : Enies Lobby

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Bleyze el Dom Nov 02, 2008 11:39 pm

Corria hacia mi objetivo, el primero de los tres asaltantes que habia atrapado, vi como el cuchillo que milesimas de segundo antes habia lanzado impactaba en el cuerpo del objetivo sin llegar a matarle pero lo suficiente como para hacerle retrocecer uno o dos pasos.

Dos zancadas más, metro y medio me separaba de mi objetivo una finta hacia la derecha me sirvio para abril las defensas de mi oponente y dejar un amplio boquete en su guardia que no desaprovecharia ni mas obtuso de los estudiantes de kendo en cualquiera de los dojos del mundo ya sea en la sociedad de almas o en el mundo real. El filo de mi Zampakutoh mordio su carne cortando limpiamente el costado izquierdo del enemigo que bajando mas rapido de lo que habia calculado su kodachi hizo un pequeño arañado en mi mejilla derecha que empezo a sangrar demasiado aparatosamente de lo que era en realidad, pero nada podia hacer todo su costado se encontraba rajado desde el pecho hasta la espalda y una vibracion de entusiasmo recorrio desde la punta del la hoja hasta la culata de la empuñadura de mi recien obtenida Zampakutoh, una rapida esquiva y me encontraba a su espalda para propinar un segundo mandoble que segó en un instante la vida del asaltante enmascarado.

No perdi tiempo me gire en redondo con mi arma por delante para ir a por el que tenia el cuchillo sobresaliendo de su pecho cuando en el ultimo segundo vi que no se encontraba alli y donde debia de haber estado un chaval de pelo azul algo menor que yo y poco mas alto ocupaba su lugar y se habia librado de él, mi arma se detuvo a escasos centimetros de su garganta. Me vi forzado a detener en seco el frenesi que en estos momentos me embargaba por completo, de no haber recuperado el control habria separado del cuerpo la cabeza de ese chico, con toda seguridad.

- Perdona chaval, casi te hago pasar a mejor vida - dije mientras bajaba la Zampakutoh y con un movimiento de muñeca realizaba un suburi largo para quitar la sangre que teñia el "acero" de la hoja, por el rabillo del ojo vi que una chica ya se habia encargado del otro de los 3 asaltantes "Para que me habran mandado a estos dos, me vasto y me sobro con estos piltrafillas, en fin... es lo hay..." - Deberiamos volver y recuperar posiciones no sabemos cuando puede venir una segunda oleada - Rapidamente me agache y recuperere el cuchillo del cadaver que se encontraba a los pies del "peliazul entrometido" y volvi a colocarlo en el cinto junto a mis kukris

Volví corriendo a recuperar posiciones, en la retaguardia vi como Sousuke sangraba abundantemente por el antebrazo y el muslo pero habia conseguido abatir a sus adversarios, me acerque tranquilamente al tiempo que envainaba la Zampakutoh.

- Parece que me vas ganando... pero por poco, aun asi has salido un poco mal parado. - Me acerque bromeando pero lo cierto es que me preocupaba el estado de mi compañero, lucia un par de heridas a mi parecer bastante feas. - Dejame que te eche una mano desde luego siempre acabas para el arras... - mientras hablaba hice ademan de buscar las vendas dentro de mi equipo pero algo me interrumpio...

No llegue a terminar la frase un oscuro reiatsu envolvio el campo de batalla, como si la atsmosfera pesase un tonelada todos caimos al suelo. Incando la rodilla derecha en tierra y apoyandome en la mano izquierda trate de resistir como pude aquel reiatsu oscuro como la noche que nos envolvia a todos.

Pude oir como Skamani-san hablaba desde lo alto de una de las caravanas mientras luchaba por acostumbrarme a la presion del reiatsu que me impedia moverme.

- Volvemos a encontrarnos Souta-chan -

Esa voz no la conocia en absoluto, no llegaba a ver al propietario pero, apostaria triple o nada que era el amable propietario del reiatsu que nos envolvia.

- Eso parece -

Skamani-san no parecia demasiado entusiasmado de encontrar a aquel viejo y siniestro conocido.

- Parece que esos chicos no son tan malos como parecían pero…tampoco son lo suficientemente buenos. -

"La madre que le pario... como me jode que me menos precien... aunque tiene toda la pinta de que tiene razón, vaya y yo sin poder moverme de aqui"

Una rafaga de aire paso junto a mi oreja, "¡¡¡Shumpo!!! ¡Es muy rapido!" un grito de dolor resono en el boscaje, paralizandome la sangre que se quedo congelada en mis venas, Conocia demasiado bien esa voz ¡¡Sousuke!! Aquel desgraciado había atacado directamente a su herida mas critica agrabandola aun mas, no me dio tiempo a maldecir. Acto seguido la misma oscura figura se persono delante de mi, un acto reflejo producto de años de entrenamiento extrajo la Zampakutoh de la vaina a la velocidad del pensamiento, pero... parece ser que el pensamiento era demasiado lento comparado con aquel individuo que se movia a una velocidad mayor de la que nunca habia podido ver y apenas imaginar.

Un golpe en el mentón me catapulto hacia atras mientras mi arma cortaba el aire donde una millonesima parte de segundo antes se encontraba esa figura siniestra, todo se movia muy lentamente y una eternidad paso en mi cabeza mientras el golpe hacia vibrar hasta la ultima de las neuras de mi cerebro y el ultimo pelo de mi cabeza, di con mi espalda en la caravana que tenia que defender, luchaba por que me mi mano derecha que aun aferraba la Zampakutoh con fuerza no se habriese dejando caer el arma, al igual que el golpe en el menton, proporcinalemente fue el golpe con la caravana que me hizo crujir todos los huesos de mi espalda.

Cai al suelo, luchaba por recuperar el control de mi cuerpo que como un muñeco sin vida caia a dar de bruces en la tierra en el ultimo momento recupere algo de control con el que haciendo lo que se me antojo como un sobrehumano esfuerzo clave la punta del arma en el suelo para mantenerme de rodillas a duras penas.

Mientras tanto el resto de mis compañeros se encontraban igual o peor que yo, y Skamani-san se encontraba enfrascado en un duelo a la velocidad del shumpo que de haber estado en mejores condiciones habria disfrutado enormemente.

Aturdido oí sonidos de fondo de lo que podia ser la voz del oscuro atacante, tarde uno segundos en lograr entender lo que decian...

- ...acabar con la vida de esos críos, atormenta…Kelticks -

Mierda eso era malo, cuando se hablaba de acabar con la vida de alguien no podia salir nada bueno de ello, espera. Esto no era malo, era peor que eso... "joder Bleyze, mueve que no puedes quedarte asi no vas a palmar de esta manera, aun queda demasiado por hacer, demasiado por saber..."

Para mi sorpresa y horror los antoriores atacantes se levantaron como marionetas movidas por hilos invisibles, avanzaron hacia donde se encontraba su anterior verdugo colocandose a su lado y alzando sus armas. "mueve, muevete..." terstarudas y obstinadas mis piernas se negaban a obedecerme y alli me encontraba a punto de morir, tratando de evitarlo en un futil y desesperado intento de recuperar el control de mi cuerpo que no era capaz ni de mover los dedos de las manos.
avatar
Bleyze
Moderador
Moderador

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 13/08/2008
Edad : 30
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Xajmar el Lun Nov 03, 2008 12:37 am

Un golpe directo. Uno menos. Acto seguido, sin alegrarme demasiado por la victoria, sabía que aun quedaba otro enemigo al que estaba dando la espalda, y con un gesto veloz, di media vuelta, desequilibré al rival de una patada, y una vez en el suelo, rematarlo fue más fácil que quitarle a un niño un caramelo.

Los dos habían caído, estaban muertos, y yo ni siquiera tenía ni un solo ras…

“ Ahh! Mierda, me han dado en el hombro “

Ni siquiera me había percatado de esa herida, aparentemente insignificante, pero aún así habían conseguido alcanzarme.

“¡Joder!… Aún tengo que mejorar...”

Parecía que la mayoría había cumplido su parte, y los que peor lo estaban pasando enseguida fueron apoyados por Souta-san. Algunos de mis compañeros habían quedado seriamente heridos y decidí ir a ayudar, pero justo en ese instante, una presión descomunal sobre mi me hizo precipitarme al suelo, en el cual me mantenía de rodillas a duras penas, haciendo uso de toda la fuerza física, mental y espiritual que tenia.

Alguien con una fuerza espiritual impresionante se aproximaba. La presión era tan fuerte, que no era capaz ni siquiera de levantar la cabeza, para intentar contemplar el rostro de aquel “ser” tan poderoso como para arrodillarnos únicamente con su fuerza espiritual.

-Volvemos a encontrarnos Souta-chan-


-Eso parece-

-Parece que esos chicos no son tan malos como parecían pero…tampoco son lo suficientemente buenos.


El desconocido atacante y Souta mantenían una conversación que a difícilmente podia oír. Parpadeé un segundo, y un estremecedor gritó de dolor llegó a mis oídos.

“¡Ese tipo se ha movido… y nos está atacando!”

Moviéndose a una velocidad de vértigo, fue atacando de uno a uno a todos nosotros, y derribándolos sin esfuerzo alguno. Me negué rotundamente a seguir escuchando los gritos de mis compañeros, y con toda mi voluntad, conseguí vencer esa presión y me lancé sobre el enemigo, al cual podía ver cubierto por una capucha, gritando con toda mi rabia.

Teniendo en cuenta su poder, fue un acto suicida, que como era evidente, lo único que conseguí fue que aquel sujeto me propinara una patada en la boca del estomago, con semejante fuerza, que me era imposible seguir aguantando aquella presión, y acto seguido, caí al suelo totalmente derrotado.

Uno tras otro caímos todos, menos Souta, quien comenzó una increíble batalla contra el extraño individuo. Era evidente que aquel hombre buscaba lo que protegíamos dentro de las caravanas, pero Souta no estaba dispuesto a entregárselo.

Con las pocas fuerzas que me quedaban, agudicé un poco el oido y pude oír:

Eres demasiado cabezota Souta-chan, y esa cabezonería va a acabar con la vida de esos críos, atormenta…Kelticks


Seguidamente de que pronunciara aquellas palabras, los cuerpos de los enemigos derrotados, como si de títeres se tratara, se levantaron, y se acercaron a sus asesinos, todos nosotros, que estábamos completamente indefensos. Se oyó un extraño pitido y las “marionetas vivientes” , kodachi en mano, iniciaron el recorrido hacia el cuello de cada uno, con evidente intención de rebanarlos.

“¿Qué narices estoy haciendo? ¿Voy a dejar que unos muertos asquerosos me maten? ¿Acaso es esto todo lo que puedo hacer?”

Aquel final parecía irremediable…
avatar
Xajmar
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 12/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Ikarus48 el Lun Nov 03, 2008 5:03 am

Al parecer no todos mis compañeros pudieron acabar con sus oponentes, alguno de ellos cayeron ante los golpes de nuestros oponentes. Me dispuse a ayudar a mi jefa que lamentablemente fue derribada por un golpe certero en su nuca dejandola completamente fuera de combate.
"Al parecer la tomaron por sorpresa, no puedo permitir que acaben con ella"; cuando no termine de dar el segundo paso Souta se encargo de despachar a todos los oponentes que no pudieron ser despachados por mis otros compañeros.
Luego mire hacia mi derecha y veo que Adame se encargo de los dos oponentes que le correspondian, "Bien, no me equivoque en confiar en el, se pudo encargar sin problemas".

En el instante en que cayeron todos los atacantes senti un reaitsu muy potente, tremendamente mas poderoso que el de los "bandidos" con los que acabamos; un instante despues escuche una voz diciendo:
-Volvemos a encontrarnos Souta-chan-
-Eso parece-, contesto Souta, algo costernado.
-Parece que esos chicos no son tan malos como parecían pero…tampoco son lo suficientemente buenos
"Ese maldito perro me esta subestimando, voy a acabar con el, por muy poderoso que sea...", su insulto me habia provocado una furia incomparable.

Un instante escucho un grito desde el fonde de la caravana, Sousuke habia caido, cuando reaccione fue Bleyze el que estaba retorciendose en el suelo, y se movia a una velocidad de vertigo fue acabando por orden con todos los que quedabamos en pie. Cuando derribo a Adame, "Viene por mi, tengo que reaccionar lo suficientemente rapido, mas rapido que su condenado Shumpo. pense, me dispuse a darle un golpe giratorio aprovechando la velocidad con la que se dirigia hacia mi. Mi tecnica de espada siempre fue la mas rapida.
Pero al parecer no pude hacer nada con el condenado Shumpo, dado que cuando quise empezar el ataque ya habia recibido un fuerte golpe en el pecho con el mango de su espada.
Fue lo suficientemente potente como para dejarme sin aire postrado en el piso.

"No puedes caer tan facilmente maldita sea, fue solamente un golpe, donde cuernos quedo tu orgullo y capacidad de combate. Vamos, levantate y demuestrale lo que vale un peine...", me recriminaba en el suelo mientras escuchaba una conversacion cerca de las caravanas.
-Simplemente dame “eso” y os dejare marchar- senti un par de ruidos de combate mas y luego -Eres demasiado cabezota Souta-chan, y esa cabezonería va a acabar con la vida de esos críos, atormenta…Kelticks-.

"Ok, excelente, otro condenado shinigami, y yo peleando con una condenada espada comun mientras mis oponentes controlan una zampakutoh, si solo tuviera la mia, mi compañera pensaba desdichadamente por no haber conseguido mi zampakutoh todavia. Un instante despues siento una presencia distinta cerca de mi, observe de reojo y parecia uno de los atacantes con los que habiamos acabado, pero parecia una cascara vacia, muy distinta a la de una persona viva, como si el cuerpo se animara controlado como un titere de alguien mas.
"Debe ser el poder de la espada de este tipo, puede animar los cadaveres. Bien y yo que pensaba que la prueba de ingreso era algo interesante. En comparacion eso era un juego de niños...". Mientras tanto, escucho como el cadaver levanta su kodachi para darme el golpe de gracia. Con mis ultimas fuerzas intento hacer una maniobra para esquivarlo...

EDIT FDI: yo no se si es por algo en particular, pero en ningun momento contraataque, ni siquiera me pare, solamente tuve la intencion de hacerlo. Comprendi bastante bien lo que dijo Shumy. No comprendo a que viene el reto ahora solamente porque declare como iba a esquivar el golpe de mi oponente...


Última edición por Ikarus48 el Lun Nov 03, 2008 4:17 pm, editado 1 vez
avatar
Ikarus48
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 20/08/2008
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por FenixOtaku el Lun Nov 03, 2008 1:23 pm

Uno de los atacantes había acabado con Zenkei, habían conseguido acertarle con un golpe en la cabeza, lo que pareció dejarle inconsciente.

Souta, que ya había acabado con sus oponentes, vino en mi ayuda, y optó por seguir el plan propuesto por mi hacia justo unos pocos instantes.
Yo conseguí eliminar a dos, a uno de ellos le corte primero la mano con la que sostenia su arma, y después le corte la yugular, todo un baño de sangre en el suelo.
Cuando había acabado con uno de mis enemigos, el otro se abalanzó sobre mí y me agarró, diriguiendo mi estómago hacia su rodilla, recibí un buen golpe en el estómago, peró con el tiempo suficiente de atacar a las costillas de mi enemigo, en las cuales encontré un hueco, y acabé con sus pulmones, estaba bastante rendido físicamente, había sido un combate rápido y intenso, con lo que concluí que:

La batalla, no fue excesivamente difícil, aunque en más de un momento pensé que recibiría de lo lindo.
Aún que había recibido un golpe muy fuerte de uno de mis enemigos, justo en el estómago, conseguí resistir de quejarme, aunque tuve la necesidad de agacharme y cubrirme el estómago durante unos segundos para recuperarme.Se me ocurrió beber un poco de agua, pensé que eso ayudaria a recuperarme, así que la saqué de uno de mis bolsillos y bebí una poca.

Ya casi recuperado, miré a mi alrededor y pude observar, que la mayoría ya habían acabado con sus enemigos.

Souta ayudó a un par de compañeros que estaban en problemas.

La mayoría tenían algún problema físico o habían quedado inconscientes, yo por suerte, no había recibido más que un buen golpe.

Entonces, me percaté de un reiatsu, que antes no había notado, este era enorme, y me producía escalofríos en toda la espina dorsal, era un reiatsu tan grande, que me costó bastante esfuerzo mantenerme en la posición que tenia.




Skamani se giró, y comenzó a hablar con el hombre que parecía ser la fuente de ese reiatsu
sorprendentemente poderoso.

-Volvemos a encontrarnos Souta-chan-dijo la persona que se ocultaba bajo la capa
negra.


-Eso parece-respondio Souta.


-Parece que esos chico no son tan malos como parecían pero...tampoco son lo suficientemente buenos.

“Este tío...es fuerte, me sorprendería que incluso tres de nosotros juntos pudieran con el.”

Un golpe de viento, nos azoto a todos, el sujeto se había desplazado hacia alguna parte.

Un grito, el grito de Sousuke; le habían atacado en la herida, lo tendría difícil para caminar.

No podía ver los a todos pero, se escuchaba el ruido de los cuerpos de algunos de mis compañeros, que iban cayendo.

“Dios,no...”¡Plaf! Caí al suelo inconsciente, me habían dado en la nuca.Al cabo de un tiempo me deperté.

“¿ Que esta,pasando aquí ?” Los cuerpos del enemigo, se habían levantado y se habían colocado en posición para cortarnos la cabeza.

De repente se escuchó un leve pitido, y nuestros enemigos bajaron los kodachis para intentar eliminarnos.

Yo por mi parte no pensaba dejarme eliminar, por algo parecido a marionetas, no estaba tan débil como para eso,así que con las fuerzas que me quedaban , hice un gesto muy exagerador hacia el costado opuesto de mi enemigo,aunque fue con muchas fuerzas, mis movimientos parecían
lentos, intentando evitar su ataque.

FDI:He editado ya que tenia demasiados intros que no se de donde habían salido.M'encanta saber que estaba equivocado y sigue esto en marcha xD.


Última edición por FenixOtaku el Lun Nov 03, 2008 10:07 pm, editado 2 veces
avatar
FenixOtaku
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 21/08/2008
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por rukia89 el Lun Nov 03, 2008 3:32 pm

Como el chico llamado Sagara, se encargo de 3 de los 6 contrincantes y éramos 4, pues para mi solo quedo uno. Lo miré con frialdad mientras levantaba mi katana preparada para atacarle en cualquier momento. El enemigo corría hacia mi sin control así que di un paso hacia la izquierda esquivando el ataque al pecho en vertical que me quería dar y luego contraataque clavándole la espada por el costado derecho ya que había quedado dándome la espalda. Posteriormente clave mi katana en su cuello para rematarlo sin piedad.
Observé como todos mis compañeros había acabado con el resto. El chico que se enfrentó solo a los tres tenía un par de heridas feas. Luego había dos chicos inconscientes y otros que tenía alguna herida que necesitaba curas y otros que estaban bien. Me acerqué a Maesu y le dije:
-¿Estás bien?-susurré con mi voz fría de siempre.
Justo en ese momento un reiatsu oscuro apareció en escena. Pertenecía a alguien muy poderoso. Este empezó a hablar aunque no sabría decir exactamente de donde venía la voz. Al parecer el jefe de la expedición y el se conocían por lo que decían. “Esto me pinta mal” pensé en ese momento. Y de pronto un grito recorrió aquel bosque. Miré hacia de donde provenía aquel grito y vi que Sagara había sido atacado por aquel hombre “Que rapidez” pensé sin perder mi frialdad. No tardó en atacar a los demás incluyéndome a mí, que recibí un fuerte golpe en el estomago. Noté como algo se rompía dentro de mi con en leve “Crack”. “Mis costillas” pensé mientras mostraba una leve mueca de dolor “Mierda” pensé mientras escupía sangre al suelo y respiraba con dificultad. Me agaché en el suelo mientras intentaba recuperar mi respiración normal pero cada vez que respiraba una punzada de dolor provenía de mis costillas rotas. “Mierda” volví a pensar pero entonces algo nuevo llamó mi atención. La pelea entre aquellos dos hombres y la liberación de la zampakutoh del hombre que me había atacado. Y entonces diez de los enemigos que habíamos matado antes, se levantaron otra poniéndose uno a cada lado de los que quedábamos en pie. Y entonces vi como me iba a atacar. No podía hacer nada brusco aún por que el dolor de las costillas rotas pero no permitiría que un muerte viviente acabara conmigo “Lo siento pero aún tengo que hacer muchas cosas en este mundo para abandonarlo” pensé recordando el hombre de ojos rojos del que me quería vengar. Y cuando aquel muerto viviente bajó su kodachi para darme el golpe de gracia, yo intenté levantar como pude mi katana para bloquearlo con todas mis fuerzas “No puedo morir aquí” pensé poniendo todo mi empeño en aquel bloqueo.
avatar
rukia89
Plus
Plus

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 21/08/2008
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por leslie23solange el Lun Nov 03, 2008 5:55 pm

Por un momento el mundo se detuvo a mi alrededor, había conseguido matar a aquel secuaz, y cuando me volteé para ver al otro, Skamani se había encargado de rematarlo. No fue nada bonito ver como le atravesaba.
Era la primera vez que atravesaba con mi espada la vida de otra persona, aquello me estaba dando ganas de vomitar. Pero yo había aceptado aquel destino y así debía seguir adelante.
Miré a mis compañeros, al menos los que estaban dentro de mi campo visual, Cathan estaba bien, aunque su heridas seguían sin pintar nada bien, entonces recordé el kit médico de nuestras mochilas y suspiré de alivio. Yo por suerte no había sufrido ningún daño, aún, pero estaba muy cansada, el esfuerzo físico del combate me tenía casi sin aliento.
Pero todo cambió de repente. El aire se hizo más denso y sentía una fuerte presión sobre mí, obligándome incluso a ponerme de rodillas. ¿Qué era aquella fuerza tan descomunal? ¿En qué mierda nos habían metido a todos?
- Volvemos a encontrarnos Souta-chan-. Dijo la voz de un hombre, intenté localizar su figura, con lo poco que podía mover la cabeza, estaba allí, en frente de Skamani, pero estaba cubierto por una capa negra y no se podía ver su rostro, se encontraba en la retaguardia, y a penas lo veía.
- Eso parece-. Contestó Skamani desde la segunda caravana.
- Parece que esos chicos no son tan malos como parecían pero…tampoco son lo suficientemente buenos-. Dijo el hombre con su oscura y áspera voz que me ponía los pelos de punta.
Tenía razón, no éramos los suficientemente buenos, yo no era lo suficientemente buena ¿cómo podía alguien querernos para una misión como esta? Qué fácil era deprimirme y caer en un pozo sin fondo, pero, hey, nos había hecho un cumplido, se pensaba que éramos peores, ¡¡ja ja ja ja ja!! De alguna forma debía que ver el lado bueno de todo eso. Así que con un poco de esfuerzo intenté ponerme de pie, no era una cuestión de fuerza física, sino de fuerza mental...
Pero el hombre era rápido, se movió en un suspiro y nos comenzó a atacar, aquello no pintaba bien.
Al momento siguiente sentí que mi brazo derecho ardía de dolor ¿cuándo había pasado? Dolía tan fuerte que quería gritar, pero fue un grito sin voz. De dolor solté la espada y con la izquierda intenté detener la hemorragia. Podía desvanecerme de la hemorragia.
Rápidamente me quité la mochila de la espalda y la tiré al suelo. Vamos. que yo no sabía nada de primeros auxilios, pero me había pasado horas viendo las series de televisión de médicos, así que más o menos me imaginaba lo que debía hacer.
Iba a coger una de las vendas, cuando escucho que tanto Skamani como el otro hombre siguen hablando, o más bien luchando. Aquellos segundos debía aprovecharlos. Con prisa saqué una de las vendas, no había tiempo para desinfectar, así que con la máxima presión que pude presioné contra la profunda herida, le di unas cuantas vueltas, cogí una gasa para hacer más presión y seguí dando vueltas con la venda. Miré hacia Cathan que estaba en el suelo.
La Noche era oscura, pero el camino estaba rodeado por el bosque, si aquello seguía así de feo lo mejor era seguir la opción más sabia y rendirse, pero salvando la vida, quizás no quedara otra más que esconderse en el bosque y esperar la calma.
Sentía que me comenzaba a desesperar.
- Eres demasiado cabezota Souta-chan, y esa cabezonería va a acabar con la vida de esos críos, atormenta…Kelticks-. Había dicho el hombre y en el momento siguiente 10 de los cadáveres se pusieron de pie, sin duda aquel hombre era quien ahora les controlaba.
Sin espada, sin fuerza con la que contra atacar me sentí asustada, aquello no era lo que debía pasar, por Dios, si yo simplemente era una novata.
Miré hacia Cathan, el hombre le había lastimado aún más y estaba en el suelo.
No lo pensé dos veces, corrí para esquivar a mi cadáver y con la poca fuerza que me quedaba empujé a Cathan hasta la oscuridad del bosque, pero me pareció que aquello no era suficiente.
Sólo pedía a Dios que Cathan despertara y comenzara a rodar y así los dos poder perdernos en la oscuridad, al menos de esa forma nos daba un margen de tiempo antes de que nos descubrieran y de alguna forma vendar nuestras heridas y no morir desangrados.
Sólo me quedaba esperar.


Última edición por leslie23solange el Sáb Nov 08, 2008 1:37 pm, editado 1 vez
avatar
leslie23solange
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 21/08/2008
Edad : 32
Localización : Barcelona

Ver perfil de usuario http://macrossalchemist.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por geraki el Mar Nov 04, 2008 12:04 am

Los eventos se sucedían más rápido de lo que era capaz de asimilar. El bosque se había convertido en un ferviente campo de batalla y todos nos empleamos a fondo para logar nuestro objetivo, que en aquel momento, no era otro que nuestra propia supervivencia. Todos íbamos recibiendo golpes y causando magulladuras a nuestros adversarios, por suerte, nosotros tuvimos algo más de suerte.
Mi cuchillo impactó en el cuello de mi atacante, el mejor resultado posible para mi maniobra desesperada. La sangre brotó de su cuello y cayó inerte en el suelo. Era la primera vez que mataba a alguien... Mi corazón se detuvo un instante, y el tiempo se hizo eterno. “¿Soy un asesino?” Un inmenso sentimiento de culpa se apoderó de mi corazón, que pesadamente había vuelto a latir. Mi estado, no duró mucho. “El otro atacante. ¡Acaba con él y ayuda a Joana!”
Sin vacilar ni un instante más, cogí la empuñadura de la katana como si ésta fuera un cuchillo e hice un ataque algo peculiar (FDI – El descrito en el post anterior) El asesino cayó en la treta del puñetazo y sentí cómo la hoja se hundía en la carne del muslo. La resistencia del filo era notable, ¿acaso estaba perdiendo las fuerzas?. En mi cabeza resonaba aún la muerte del otro asesino cuando asimiló que éste tendría que sufrir el mismo triste destino. “Él o yo, así de fácil y difícil a la vez”. La lucha fue un tira y afloja de lo más penoso, mientras iba dañando sus piernas el se dedicaba a hacer lo mismo con mis heridas.
Por fin vi que su movilidad se había reducido lo suficiente, jugué mi última carta. Llevaba rato preparando el terreno, pero no podía esperar más. Joana estaba aguantando a duras penas el envite de los asesinos y a mí éste ya me tenía harto. En una sincronización digna de un ballet los tres atacantes cayeron uno tras otro. En asesino lanzó una estocada bastante tosca y fingí que me había alcanzado, me tambaleé y apoyé una mano contra el suelo. Levantó su kodaichi para atestarme el golpe final cuando en resultado de tanto ataqué dio sus frutos. Mientras luchábamos había ablandado la tierra de la pista, y en ese preciso momento le lancé un puñado a los ojos. Se desestabilizó lo suficiente como para que lo pudiera ensartar con la espada. Por desgracia él también había blandido su espada y con todo su ímpetu me dio en la herida del brazo con el codo. Solté un alarido de júbilo, dolor y una nausea cruzó mi estómago. No pude evitarlo... Mi estómago vació todo su contenido.
Cuando giré mi cabeza para ver qué hacía Joana, vi que esta tenía el mismo aspecto que yo. Poco le faltó para vomitar mientras sacaba la espada de su asesino. El tercer había sido abatido por Souta.
Mientras recuperaba el aliento y me deshacía del desagradable sabor de mi boca noté una presión descomunal. No se podía comparar al reiatsu que el examinador había liberado durante la prueba. Me vi aplastado contra el suelo, me costaba respirar y mi brazo me ardía como si me estuvieran marcando con un hierro al rojo.
-Volvemos a encontrarnos Souta-chan
-Eso parece
-Parece que esos chicos no son tan malos como parecían pero…tampoco son lo suficientemente buenos.
A duras penas presté atención a la conversación. Me incorporé y acuné mi malherido brazo derecho. Un golpe de aire me sacudió el rosto. Levanté mi mirada y vi como un extraño cogió el brazo y me lanzó por los aires. El dolor fue inhumano, parecía que me habían amputado el brazo. Caí inerte en el suelo con un golpe seco, medio inconsciente, sin fuerza siquiera para abrir los ojos. Al poco tiempo sentí otro golpe y noté que giraba sobre mí. Entonces me di cuenta que algo o alguien me estaba apartando del campo de batalla. Contraje rítmicamente mis músculos para así aumentar mi velocidad. “Si pudiese llegar al bosque...”

geraki
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 19/08/2008
Edad : 33
Localización : GR-92

Ver perfil de usuario http://www.ntfansub.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Sagara sousuke el Miér Nov 05, 2008 4:12 pm

Tras acabar con el segundo de mis oponentes percibí que alguien se acercaba por la retaguardia. El buenazo y su amiga decidieron que en la retaguardia serian mas útiles ”¿Se creen que Bleyze y yo necesitamos ayuda? Seguro que Bleyze también ha matado a alguno ya… lo mas que pueden hacer es estorbar.”

No tenia tiempo para distraerme, mi último oponente se lanzaba al ataque a la carrera lanzándome una estocada que me sorprendió aun pensando en mis compañeros. Retrocedí para evitar la estocada, desviando su arma con mi brazo izquierdo pero, al parecer, no lo hice con suficiente rapidez ya que solo pude hacer que fallara parcialmente y no acertara en ningún órgano vital. Su arma desgarró parte de mi muslo derecho, una herida poco profunda pero que necesitaría vendar lo antes posible si no queria que fuera a peor. Sorprendido, retrocedí un par de pasos, con un dolor constante en la pierna, suficiente tiempo para que mi oponente atacara de nuevo volviera a atacarme, esta vez consiguiendo un corte en mi brazo izquierdo. Estaba totalmente desconcentrado, asi que decidí hacer un par de ataques circulares para hacerle retroceder y poder concentrarme de nuevo. “Eres débil… Mátale… destrózale...” No reconocía aquella voz, aunque tampoco tenia tiempo a pensar en ello, intentando recordar las palabras exactas de mi maestro, baje la mirada a los hombros de mi rival, relajé todo el cuerpo esperando un ataque que tardó unos pocos segundos en producirse. El hombre avanzo lanzando un ataque por mi lado izquierdo, previsible ya que ese era mi brazo herido; interpuse mi katana izquierda mientras contraatacaba con la derecha, mi oponente pivotó sobre su pie derecho para evitar este ataque y volvió a lanzar otro ataque, esta vez vertical. Demasiado fácil, bloqueé su ataque con mi brazo derecho mientras que le lancé una estocada directa al corazón que no pudo esquivar.

Tras limpiar la sangre de la zampakutoh, enfundé la izquierda en mi espalda, dejando la de la derecha en la mano por si volvían a atacar. Me dirigí hacia una de las caravanas con la intención de vendar mis heridas, los enemigos no eran problema, demasiado débiles para causarle problemas a los demás. Cuando ya había vendando las heridas del costado y el brazo Bleyze se acercó a mi.

Parece que me vas ganando... pero por poco, aun así has salido un poco mal parado.

¿Parece? Si siempre te gano, y las heridas… me pasa por mirar si aun seguías vivo jajaja.

Déjame que te eche una mano desde luego siempre acabas para el arras...

De repente un reiatsu muy siniestro se apoderó del lugar, el cuerpo me parecía pesado pero al estar sentado y apoyado contra la caravana no tuve que afianzar las piernas para evitar caer.

Una voz mas que siniestra se alzó sobre el campo de batalla dirigiéndose al líder de la expedición.

Volvemos a encontrarnos Souta-chan

Eso parece. Su voz reflejaba desagrado y un tanto de preocupación.

Parece que esos chicos no son tan malos como parecían pero…tampoco son lo suficientemente buenos

El hombre parecía muy seguro de si mismo, como si no le preocupara que nos hubiéramos librado de sus hombres con relativa facilidad. De repente el hombre se movió con demasiada rapidez Mierda, shumpo. Traté de ponerme en guardia por si atacaba, pero fui demasiado lento. Apenas pude llegar a tocar su zampakutoh y un golpe abrió mas la herida de la pierna y me lanzó hacia atrás golpeándome la espalda contra una de las caravanas y cayendo de bruces contra el suelo. Un grito involuntario y desgarrador asomó por mi boca liberando el dolor que había contenido hasta ahora. [FDI: Shumy, esta te la guardo] Permanecí aturdido unos momentos tras los que comprobé que apenas podía moverme. Usando mi brazo izquierdo introduje los dedos en la herida para comprobar algo. Uffff, al menos no ha alcanzado la femoral. Si consigo curar la herida pronto podré recuperarme.

Tumbado en el suelo al lado de una de las caravanas alcé la vista para comprobar como mis compañeros también habían sido victimas de los ataques de aquel hombre. Tras intercambiar unas palabras que no pude escuchar, el desconocido y Souta se enzarzaron en un combate a la velocidad del shumpo. Mierda, apenas soy capaz de ver sus movimientos…

Noté como ambos volvían a tomar distancia entre ellos, poco después escuché unas palabras que no me alentaron en absoluto: Eres demasiado cabezota Souta-chan, y esa cabezonería va a acabar con la vida de esos críos, atormenta…Kelticks

Tras estas palabras vi como uno de los hombres a los que había asesinado se levantaba del suelo, aun con el agujero en el pecho que había provocado mi kidoh. Eso era imposible, su zampakutoh podía dar vida de nuevo a los cuerpos… Esa seria una batalla interminable en la que no podríamos ganar. El asesino se situó frente a mi y escuché como el cortaba el viento con su arma mientras me atacaba. En ese momento mis pensamientos se mezclaron con la voz que escuché antes y no sabía situar. No… así no… no puedo morir aun...No, aun no debes morir… E involuntariamente mi cuerpo empezó a rodar para situarse bajo la caravana y así evitar el ataque del muerto.

Solo esperaba ser lo suficientemente rápido para escapar de aquel ataque…

_________________

Un guerrero de verdad no pregunta cuantos, sino donde
avatar
Sagara sousuke
Moderador
Moderador

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 13/08/2008
Edad : 32
Localización : Teruel y Valencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Maesu Sensei el Jue Nov 06, 2008 4:04 pm

En la parte de atrás de las caravanas nos encontrábamos Yami, un chico y yo. Un poco mas adelatando se encontraba otro chico que ya se encontraba peleando contra las personas que atacaban desde atrás.

Tres personas se nos acercaban a cada uno de nosotros, uno fue hacia Yami, otro hacia el chico que estaba allí con nosotros y otro fue a por mi. Se trataba claramente de un justo uno contra uno, eso demostraban que al menos tenían honor.

Yo que aun tenia mi katana sin desenvainar colgada en mi espalda, me dedique a observar al que seria mi oponente, tenía una pose seria y andaba con talante. En el momento en que note que se encontraba bastante cerca que incluso podía impactarle con la katana, desenvainé mi katana de la espalda a la vez que daba un golpe vertical de arriba hacia abajo. Se escucho el acero de las katanas chirriar cuando mi oponente lo bloqueo con dificultad con el canto de su katana, ya que no se lo esperaba.

En ese momento retrocedió un poco debido a un salto hacia atrás, pero lo hizo para coger impulso y lanzarse a darme una estocada. Aprovechando su inercia y viendome venir el golpe, no tuve dificultades para esquivarlo dando un paso largo lateral, quedandome a su lado y muy pegado a el. En la posicion en la que me encontraba con respecto a el, le daba muy pocas posibilidades de escapar, había perdido el equilibrio y se habia impulsado demasiado hacia delante, no tenia tiempo para reaccionar y darme otro ataque, por lo que con el canto de mi katana golpee su mano, haciendo que soltara su katana mientras que justo despues me metía en su espacio vital dandole un golpe seco con fuerza en el cuello con el canto de mi mano, haciendo que saliera despedido lateralmente hacia atrás por su propio peso y desequilibrio y caía inconsciente al suelo.

Mi combate había terminado asi que envainé mi katana de nuevo. No fui el 1º en acabar el combate, Yami ya habia terminado el suyo, se me acerco y me dijo: -¿Estás bien?-
-¡Sí!, ¿y tu Yami-san?, parece que no estás herida, no te ha debido durar mucho tu contrincante.- Le dije sonriendo.

Al momento un reiatsu incesante y rompedor inundo la zona, apenas podía moverme pero pude ver a un hombre que iba de negro que mantenia una conversación con Souta. Poco después sentí un dolor en mi costado, me había rajado el costado de lado a lado, caí al suelo del dolor. Pude ver a Yami echando sangre por la boca. *¿Qué coño está pasando?* Pense.

Los cuerpos de los hombres que nos habian atacado, vivos o no, se acababan de levantar de nuevo y cada uno se ponía al lado de uno de nosotros, seguramente con intencion de rebanarnos. *No puedo permitir que me hagas eso amigo, aunque me cueste la vida tengo que salvar a Yami.*

El hombre que estaba a mi lado se disponía con un kodachi a decapitarme. Mi costado izquierdo estaba perdiendo sangre, y no tenia forma de escapar por ese lado, así que me quedaba escapar por el derecho. A pesar del dolor, me habia entrenado muchos años desde pequeño para soportarlo y sobretodo de saber como mover mi cuerpo rapidamente y bien.

-------------------------------------------------------------

Si consigo esquivar el ataque añado esto:
Me costo trabajo pero rodé sobre mi mismo como una croqueta hacia la derecha lateralmente mientras llevaba mi mano a la katana que tenia en la espalda, mientras que giraba la desenvaine y me quede boca arriba apuntandole listo para rebanarle las piernas desde el suelo.
avatar
Maesu Sensei
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 22/08/2008
Edad : 28
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario http://www.g13nf.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Shumy el Vie Nov 07, 2008 12:52 am

La sangre caliente de aquel hombre al que acababa de matar me salpico en el rostro. No era la primera vez que mataba a alguien, ni tampoco seria la última, y aunque no me gustaba matar era algo a veces imprescindible.
"O ellos o yo"
Justo cuando hice una sueva filigrana con la katana para quitar la sangre de la hoja vi como Araiza era noqueada por los otros dos.
Rápidamente me puse en guardia, el corte en la cadera me dolio, si seguía moviéndome demasiado se me acabaría abriendo y se convertiría en una herida muy fea. Los dos tipos se lanzaron a por mi y a duras penas podía aguantarlos, entre que estaba en el techo y podía resbalar y la herida en ese maldito punto apenas podía hacer nada. Después de varias estocadas que acabaron en fracaso gracias a mi cabezoneria decidí que no podía seguir así, tenía que lanzarme al ataque.
Justo en ese momento una sombra paso a mi lado, haciendo que mi flequillo se moviera de forma fantasmal por los rayos de la luna. Un parpadeo de ojos y Skamani estaba delante mía, dos cuerpos yacían en el suelo, acompañando a los otros dos.
Le dí una mirada agradecida, gracias a él no tendría que volver a resultar herida.
Eche un vistazo a mi alrededor, al parecer todos estaban bien.
"¿Pero que coño...?"
Un extraño riatsu había hecho su aparición en escena, tumbando a la mayoría, por suerte Skamani estaba delante mía, por lo que el riatsu apenas me hizo nada, eso sí, era enorme.
-Volvemos a encontrarnos Souta-chan-aquella extraña voz me dio la respuesta, otro tío nos estaba atacando y ese si que no tenía buena pinta.
-Eso parece
-Parece que esos chicos no son tan malos como parecían pero…tampoco son lo suficientemente buenos.
No pude evitar mirar al tipo encapuchado y aunque más de uno puso cara de perro ante esas palabras el extraño tenía razón, era mucho más poderoso que nosotros.
"Esto no me gusta nada, además no he sido capaz de detectarlo con el mantra, ¿quien coño es este tío?
Un grito que me helo la sangre me devolvió a la realidad. Rápidamente me giré, conocía demasiado bien al dueño de aquella voz. Justo cuando le ví tirado en el suelo Bleyze salía volando y acababa chocando con un golpe seco en la parte trasera de la caravana.
"Mierda, Sousuke, Bleyze, os voy a dar una paliza luego por dejaros vencer tan facilmente"
Sin embargo vi como el extraño iba acabando uno a uno con mis compañeros, Joana, Cathan, Vincent y los demás iban cayendo uno tras otro, solo quedábamos Souta y yo.
No podía aguantarlo más, sujete fuertemente la ligera Katana, iba a saltar al suelo cuando...
Dolor, aquel ser me había dado un fuerte golpe en el estómago, provocando una mala caída. Me pareció que tardaba una eternidad en llegar al suelo, veía como todo pasaba lentamente a mi alrededor y luego...un terrible latigazo de dolor llego a mi hombro izquierdo, había caído sobre él. Estaba de lado, con la parte izquierda en el suelo, solte la katana y me asi fuertemente el hombro, me lo había dislocado. Con los dientes apretados por el dolor y haciendo un soberano esfuerzo me incorpore un poco y con un tirón me lo recoloque, quedando semiinconsciente por el dolor. Cuando aquella nube que me mantenía flotando desapareció vi con horror como el extraño estaba ganando a Skamani.
- Eres demasiado cabezota Souta-chan, y esa cabezonería va a acabar con la vida de esos críos, atormenta…Kelticks-
"¿Un shikai?"
No podía creérmelo, simplemente era demasiado irreal, un shikai...
"Esta vez si que estamos muertos"
Seguía tirada boca abajo, busque a tientas la empuñadura de la espada, cuando la encontre la agarre fuertemente, escuchaba como unos pasos se acercaban hacía mí.
Con esfuerzo di un giro completo, quedando boca arriba y viendo como aquel cadáver se posicionaba enfrente de mí, mirándome con ojos huecos. Levanto la kodachi y cerré los ojos mientras una ligera sonrisa asomaba a mis labios.
"Parece que es la segunda vez que voy a morir en una muerte estúpida, pero esta vez no ha servido para nada, asesinada por un cadáver, a donde vamos a llegar"
Escuche el suave susurrar del acero cortando el viento, mantuve los ojos cerrados, pero algo me decía que esta vez iba a ser diferente.
FDI:Bueno, intentare colgar la continuación mañana vale chicos? Que hoy ando muy cansada, desearme suerte, que mañana me juego una nota importante^^
avatar
Shumy
Estudiante Shinigami
Estudiante Shinigami

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 19/08/2008
Edad : 26
Localización : Enies Lobby

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Shumy el Vie Nov 07, 2008 10:29 pm

Diez kodachis bajaban de forma imparable hacía el cuello de aquellos niños…no hacía el de sus subordinados.
Skamani Souta tomó una decisión, tendría que usar “eso”, y tendría que usarlo ya.
Con la mano que le quedaba libre saco un pequeño paquete de color marrón y tras murmurar unas palabras un destello azulado salió de aquel objeto.
El hombre encapuchado vio todo aquello con horror, si Skamani usaba aquello no había nada que hacer, al menos de momento.
Usando el Shumpo el desconocido se alejo 20 metros de las caravanas, mientras la extraña luz azul iba rodeando en un semicírculo toda la zona, dando un último y potente destello, desapareciendo y dejando todo en calma.
Los cadáveres habían sido desintegrados, y Souta, al ver que algunos chicos se estaban incorporando los mando estarse quietos.
-!No os mováis¡ No tendré ningún remordimiento si mato a un crío desobediente.
Acto seguido Souta guardo de nuevo aquel extraño paquete y se volvió hacía el desconocido, que le miraba con una sonrisa torcida desde la distancia.
-Yo que tú no volvería Nemter, la próxima vez no tendré reparos en liberar mi Zampakutoh y cuando ocurra eso tú morirás-siseo Souta mirándole con odio.
El nombrado solo acentúo su macabra sonrisa, mientras se daba la vuelta y desaparecía mientras ondeaba su capa.
Todos pasaron unos minutos en silencio, los chicos tirados en el suelo o sentados a duras penas esperaron a que Souta se decidiera a hablar. Después de unos instantes y cerrando los ojos con fastidio Souta se dirigió a ellos.
-Al parecer estáis metidos en esto hasta el cuello, ahora que ese cretino apareció es posible que no salgáis con vida de esta-su porte era serio y eso no era bueno-en realidad no estáis aquí protegiendo unas simples mercancías de burdos ladrones, estáis metidos en un asunto político, pero ya hablaremos luego de eso, por el momento debemos curar esas heridas, no tienen buena pinta.
Durante los siguientes minutos los muchachos se curaron y vendaron las heridas ayudándose unos a otros, mientras Souta los dejaba conversar de lo que había sucedido y llevaba los cuerpos inconscientes de los otros dos a la segunda caravana, donde los dejaría descansar hasta que despertaran a la mañana siguiente, si salían de esta claro.
Finalmente y cuando vio que todos estaban perfectamente vendados emitió un ligero carraspeo.
-Volved a vuestras posiciones, estar alerta, pero escuchar atentamente lo que os tengo que contar-el moreno tomo un poco de aire para continuar- supongo que alguno se preguntara que hace un tío capaz de usar un shikai atacando unas simples caravanas, la cuestión es muy simple, se os mintió. Yo, Skamani Souta soy un antiguo shinigami que ahora esta al servicio de una familia noble estrechamente ligada con la magia demoníaca (kidoh) defensiva. La mercancía que hay en las caravanas no es importante, lo que de verdad importante es esto-saco de nuevo el extraño paquete envuelto en papel marrón- esto queridos subordinados es un objeto capaz de amplificar la magia defensiva y de curación, por si alguno no lo entiende es un amplificador y es muy difícil crear uno. Este particularmente es especialmente potente por lo que ha pasado a ser algo más que un simple amplificador, es una runa, una runa de Argiz.
Guardó silencio durante unos momentos, era posible que alguno lo hubiera oído, al menos algo sobre las runas.
-Como sabréis las runas son objetos de gran valor, el señor Itoo está a cargo de esta por un encargo y como imaginaréis esos sujetos la quieren, vuestro deber es evitarlo. También os diré que estáis en una misión que debería ser realizada por los propios shinigami, por lo que comprenderéis la gravedad de vuestra situación. Todo esto es alto secreto y son órdenes directas del Seireitei, si alguno se va de la lengua es posible que acabe muerto, así que si sobrevivís olvidar todo esto. Ahora mismo debéis comprender que os encontráis en una misión que afecta incluso al Seireitei, por lo que no se si llegáis a comprender la gravedad de la situación, aunque habéis demostrado ser eficientes contra los subordinados de Nemter ninguno podrá hacer nada contra él, así que ni se os ocurra atacarle o acabaréis muertos, yo me encargare de él, vosotros ocuparos del resto.
Souta cerró los ojos un momento y levanto el dedo índice de su mano derecha.
-Y una última cosa, creo que os debería decir a grandes rasgos quien es Nemter. Como habréis notado posee una Zampakutoh, es un renegado de la 12 división y se ha aliado con el enemigo. Aunque como alguno imaginara detrás de todo esto hay mucho más creo que ya sabéis bastante de la situación. Pensar detenidamente en lo que he dicho, en unos minutos retomaremos la marcha y posiblemente hagamos algunos cambios de posición.

FDI: Bueno, aquí tenéis la conti, como veréis aunque no hay acción el evento empieza a tener un trasfondo bastante peliagudo, aprovechad este post para que vuestro personaje saque conclusiones y comente la situación con los demás, ya que este post particularmente lo voy a tener muy en cuenta, quiero ver vuestra capacidad deductiva (mientras lo fundamentéis me vale claro) y además se os da la oportunidad para ver como actuaría vuestro personaje después de una lucha en la que no solo os han dado una paliza, si no que vuestros amigos han acabado mal parados.
Bueno, ahora si, podéis postear XDD
avatar
Shumy
Estudiante Shinigami
Estudiante Shinigami

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 19/08/2008
Edad : 26
Localización : Enies Lobby

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Xajmar el Sáb Nov 08, 2008 12:56 am

Como si de un acto reflejo se tratara, mi brazo se movió solo, con la intención de interponerse en el camino de la kodachi hacia mi cuello, cuando, de repente, procedente de donde estaban Souta y el misterioso atacante, un destello de luz azul se propagó alrededor de las caravanas, provocando que los “verdugos muertos” se desvanecieran por completo. Para evitar que la kodachi, que caía empicado sobre mi cabeza por la fuerza de la gravedad, tuve que dar media vuelta sobre mí mismo en el suelo.

A causa del destello, el desconocido había dejado de ejercer tanta presión con su reiatsu, y me fue mucho más fácil reincorporarme, y lo primero que hice, aunque seguía sin tener “amigos” entre aquel montón de gente, fue preocuparme por el estado de mis compañeros. Decidí acercarme primero a un tal Sagara, que por lo que podía ver, era el que tenia las heridas más feas del grupo. Apenas había dado un par de pasos, cuando Souta gritó:

-!No os mováis¡ No tendré ningún remordimiento si mato a un crío desobediente.


Obedecí, ya que no me interesaba morir a manos de quien hacía apenas unos instantes, había impedido que mi cabeza rodara por culpa de un muerto. Souta guardó en su bolsillo un extraño objeto, del cual suponía que procedía aquel poderoso destello minutos atrás.


-Yo que tú no volvería Nemter, la próxima vez no tendré reparos en liberar mi Zampakutoh y cuando ocurra eso tú morirás-

Fueron las palabras que Souta dedicó al atacante. El hombre, con una macabra sonrisa, se dio media vuelta, y se marchó por donde había venido. Parecía que Souta nos debía algunas explicaciones, por lo que se hizo un silencio no muy largo, hasta que éste se decidió a hablar:

-Al parecer estáis metidos en esto hasta el cuello, ahora que ese cretino apareció es posible que no salgáis con vida de esta. En realidad no estáis aquí protegiendo unas simples mercancías de burdos ladrones, estáis metidos en un asunto político, pero ya hablaremos luego de eso, por el momento debemos curar esas heridas, no tienen buena pinta.

Que lo que protegíamos no eran simples mercancías era más que evidente… ¿Pero política? Aquello me estaba dejando muy perdido. Que tiene que ver cualquier cosa que se pueda transportar con la política. En ese momento, durante unos instantes, las heridas de mis compañeros me dejaron de importar y quería saber más, pero en seguida recuperé la sensatez y decidí continuar donde antes me había quedado, intentando ayudar a ese tal Sousuke e intentar hacer un amigo.


-¿Puedo ayudarte? Tus heridas no tiene muy buena pinta.- dije con toda mi buena fe-Por cierto, soy Adame.

(FDI: Dependiendo de lo que diga Sagara, en el próximo post incluiré la conversación y eso, espero que no importe)

Una vez todos nos habíamos tratado las heridas, Souta se dispuso a darnos esas explicaciones que yo tanto ansiaba:

Volved a vuestras posiciones, estar alerta, pero escuchar atentamente lo que os tengo que contar. Supongo que alguno se preguntara que hace un tío capaz de usar un shikai atacando unas simples caravanas, la cuestión es muy simple, se os mintió.

“Perfecto, encima que sabemos poco, lo que sabemos es mentira”


Yo, Skamani Souta soy un antiguo shinigami que ahora está al servicio de una familia noble estrechamente ligada con la magia demoníaca defensiva. La mercancía que hay en las caravanas no es importante, lo que de verdad importante es esto.

Era el objeto que había producido aquel destello de luz azul. Seguía sin comprender. Dos caravanas de señuelo, doce escoltas, un antiguo shinigami… No entendía que se hubieran tomado tantas medidas para proteger aquel objeto tan insignificante a la vista.

Esto queridos subordinados es un objeto capaz de amplificar la magia defensiva y de curación, por si alguno no lo entiende es un amplificador y es muy difícil crear uno. Este particularmente es especialmente potente por lo que ha pasado a ser algo más que un simple amplificador, es una runa, una runa de Argiz.


¿Una runa de Argiz? Recordaba haber leído sobre ellas una vez, pero no era capaz de recordar nada sobre ellas, únicamente sabia que ese nombre me era conocido. Aun que no recordara lo que era exactamente aquella runa, me había quedado bastante claro que era muy importante y valiosa. Empezaba a entender las cosas, pero seguían quedando demasiados cabos sueltos.

Souta, después de guardar un pequeño silencio, prosiguió:

Como sabréis las runas son objetos de gran valor, el señor Itoo está a cargo de esta por un encargo y como imaginaréis esos sujetos la quieren, vuestro deber es evitarlo. También os diré que estáis en una misión que debería ser realizada por los propios shinigami, por lo que comprenderéis la gravedad de vuestra situación. Todo esto es alto secreto y son órdenes directas del Seireitei, si alguno se va de la lengua es posible que acabe muerto, así que si sobrevivís olvidar todo esto. Ahora mismo debéis comprender que os encontráis en una misión que afecta incluso al Seireitei, por lo que no se si llegáis a comprender la gravedad de la situación, aunque habéis demostrado ser eficientes contra los subordinados de Nemter ninguno podrá hacer nada contra él, así que ni se os ocurra atacarle o acabaréis muertos, yo me encargare de él, vosotros ocuparos del resto.

“Espera espera espera, para el carro colega” Pensé. “¿Que todo esto debería ser realizado por los propios shinigamis?¿Que la situación afecta incluso al Seireitei?”

Eso si que me era increíble. Si aquello era cierto…¿Por qué no lo estaban haciendo ellos y en su lugar han puesto a 12 “novatos” encargados de la misión?

“No pretenderán que me crea que confían en nuestras cualidades sabiendo que somos novatos”


Si tan importante era, seguro que habrían enviado a shinigamis preparados. Nos habían mentido una vez, ¿Por qué no podían volver a hacerlo? Podía ser que parte, o incluso todo lo que acababa de decir Souta fuera cierto, pero preferí ser cauto y no fiarme al cien por cien.
Después de mis desconfianzas internas, las explicaciones de Souta continuaban.

-Y una última cosa, creo que os debería decir a grandes rasgos quien es Nemter. Como habréis notado posee una Zampakutoh, es un renegado de la 12 división y se ha aliado con el enemigo. Aunque como alguno imaginara detrás de todo esto hay mucho más creo que ya sabéis bastante de la situación. Pensar detenidamente en lo que he dicho, en unos minutos retomaremos la marcha y posiblemente hagamos algunos cambios de posición.


“Lo que faltaba ya! Encima nos toca enfrentarnos a un renegado. Este trabajo es muy completito: Ataques sorpresa, sangre, muerte, shinigamis renegados, mentiras, rungas “mágicas”… Solo falta que nos ataquen los de nuestro bando, que teniendo en cuenta mis desconfianzas, no lo veo muy difícil”
Quería creer, pero en ese momento, no podía pensar en otra cosa, las dudas me asaltaban completamente. Me preparé para retomar la marcha y esperé órdenes.



FDI: Tocho post xDD La verdad, es que me he intentado currar mucho lo de las propias deducciones... pero con tanta desconfianza vamos a acabar haciendo promesas de meñiques para que nos creamos las cosas jajajaja. Bueno, espero que sea de su gust Shumy-sama ^^
avatar
Xajmar
Alma del Rukongai
Alma del Rukongai

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 12/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evento:La runa de Algiz

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.