Prueba de ingreso [Gujmar, Palicron, Sombra_guerrera]

Ir abajo

Prueba de ingreso [Gujmar, Palicron, Sombra_guerrera]

Mensaje por Sagara sousuke el Lun Ago 18, 2008 6:16 pm

ROL MASTER



La noche se presentaba tranquila, no había ni una sola nube en el cielo y un aroma a rosas impregnaba el ambiente. Nadie podria imaginar que en el distrito 14 pudiera suceder algo asi. Todo el mundo dormia cuando, sin previo aviso, un cristal se rompió y una figura negra salió corriendo por los tejados hasta perderse en un bosque proximo al pueblo. Nadie pudo ver al ladrón, pero a la mañana siguiente un grito despertó a todos los vecinos cercanos. Tres de ellos salieron corriendo a la calle, donde habia una mujer bastante atractiva llorando y arrodillada en el suelo.

Spoiler:
Datos atmosfericos: Temperatura 16º, cielo nublado, con amenaza de lluvia.
La mujer viste un quimono bastante ajustado rojo, el pelo lo lleva recojido en una coleta y toda su ropa parece bastante cara.

Spoiler:


Sombra_Guerrera



Dejando a un lado lo que estaba haciendo (desayunado mas de la cuenta) me acerco a la mujer detallo su edad aparente
OP1 : si es joven
- Joven dama que le a pasado que es lo que le ocurre
OP2: si es mayor o anciana
- Que es lo que os pasa señora, que es lo que os ocurre

- Dígame entonces en que puedo ayudarle. o por o menos que es lo que hace que derrame esas lagrimas.

Tomándole de la mano y observando detenidamente los detalles de las casas, y personas alrededor buscando o caras conocidas o muy bien actitudes sospechosas y prestando atención a una y cada una de las frases que mis oídos lleguen a escuchar.

FDI: esta difícil la cosa
DDI:
Tratando de llevarla a un lugar mas calmado donde pueda atender mejor a sus explicaciones.
- dígame con detalle todo lo que ocurrió para saber si en mis manos esta ayudarla o no. “habrá recompensa por esto o lo estaré haciendo de gratis por lo menos una buena cena le saco a esto”
FDI:
Descripción adicional del personaje: kimono azul espada de madera en el cinturón, y se encontraba comiendo dulces de arroz, los cuales robo en la mañana luego de desayunar apropiadamente.


Palicron



Era de mañana yo me acababa de levantar ya que tenia gana de ir al baño, todavía estaba un poco cansado ya que el día anterior había entrenado mucho con mi katana asta que se puso el sol, para colmo de males no había comido nada desde la tarde del día anterior así que fui a la cocina de mi casa a ver que podía desayunar pero cuando llegue recordé que no-tenia nada y tenia que ir a mercar pero con el hambre que me invadía decidí ir a casa de mi vecino me puse mi gabardina y me cubrí bien ya que hacia un poco de frió cogí mi katana y cuando me dispuse a salir cuando de la calle sonó un fuerte grito, no dude salir a la calle a ver que pasaba mientras muchas cosas pasaban por mi mente ya Que en el distrito 14 casi nunca pasaba nada.
Abrí la puerta de mi casa y vi a una hermosa joven llorando y mis vecinos ayudándola uno de ellos la hizo parar y la llevo a un lugar tranquilo yo lo acompañe ya que si ella necesitaba ayuda yo estaría allí ya que por esos días estaba muy aburrido ya que no había tenido nada que hacer, esto me pareció una buena oportunidad para romper la rutina, en fin acompañe a mi vecino a un lugar mas tranquilo pensando “pobre joven ojal la podamos ayudar, carajo que hambre tengo no puedo pensar nada será mejor que le pida algo de comer ya que boy a su casa “.
Al entrar a la casa de mi vecino vi como él la sentaba mientras yo le dije “señorita tranquila nosotros la ayudaremos “ pero aunque hallo dicho eso yo todavía tenia mucha hambre así que fui a un local cercano de donde estábamos a comprar algo para que yo comiera y algo para la señorita a ver si se calmaba, mientras comía no dejaba de pensar que el llanto de esa joven estaban relacionado con esa cosa negra que avía visto corriendo por el distrito que avía visto por la noche cuando esta volviendo de mi entrenamiento, luego de que yo comiera volví a donde la joven haber si mi vecino había averiguado algo.


Gujmar



"Que aire más fresco"-pensé, era de noche, lo sabía pese a tener los ojos cerrados, no conseguía conciliar el sueño, hacía poco que había vuelto al distrito catorce, así que no había conseguido alojarme en ningún sitio. A decir verdad, estaba acostumbrado a dormir al raso, bajo un manto de estrellas, pero aquella noche era oscura y nublada, como un mar turbio que amenazaba. Sinceramente creo que no hacía frío, había conseguido asentarme en un rincón en la calle cual pordiosero, pero a decir verdad era bastante cómodo. El aire me refrescaba la cara y traía una fragancia dulce de rosas, me sentía libre. Pero tenía los músculos algo entumecidos y me causaban molestias, caminar durante tanto tiempo sin descansar no podía ser bueno. Me encontraba en un estado extraño, casi a punto de caer dormido, un sueño quebradizo, pero con los cinco sentidos puestos a mi alrededor.
Pero mi paz y serenidad se vio perturbada por un ruido estridente, seguido de un crujido. Alcancé a entreabrir el ojo derecho y me alzé enseguida para ver que ocurría allá fuera, gritos...despues solamente el silencio quedó allí, pero por mala suerte no pude aguantar demasiado tiempo despierto, me notaba pesado, cansado y embriagado por la suave fragancia que ocupaba la totalidad del ambiente, me sentí transportado...y perdí la noción del tiempo.
La mañana se inició como cualquier otra, debíl canto de pajaros y murmullo de gente, los rayos del sol no dejaban de incidir sobre mis facciones, me molestaba a la vista, así que decidí levantarme para empezar a buscar trabajo...otra vez.
Mis músculos seguían entumecidos y las agujetas me provocaban dolor, pero fui capaz de levantarme, no debí hacerlo bruscamente pues me mareé un poco. Pensé que para iniciar el día lo mejor sería primero desayunar algo, en mi triste saco de esparto solo quedaban algunas monedas, tal vez suficientes para comer durante uno o dos dias a lo sumo. Algunos de los transehuntes que caminaban por la calle se detenian a mirarme, era algo peculiar ver a alguien de mi edad durmiendo al raso. Bostezé un par de veces, me sacudí el sueño, hice unos estiramientos de torso y piernas y me dirigí hacia el puesto de venta más proximo. Pero una triste visión me detuvo cuando faltaban escasos metros para llegar al interior del establecimiento. Una mujer, de bellas facciones, curvas pronunciadas y kimono rojo carmesí rompió a llorar desconsoladamente arrodillada en medio del pavimento, sin recibir la atención de nadie pues aún era demasiado temprano como para encontrar actividad en el distrito. Esa visión me trajo recuerdos del pasado así que no me lo pensé dos veces y me encaminé hacia ella con tranquilidad para preguntarle que le ocurría. Pero no fui el único que iba con esa atención, otro joven la atendió antes que yo.
-Joven dama que le a pasado que es lo que le ocurre
Yo continué mi avance y me coloqué en cuclillas proximamente al chico que se hallaba con la mujer.
-Que es lo que os pasa señora, que es lo que os ocurre
Dígame entonces en que puedo ayudarle. o por o menos que es lo que hace que derrame esas lagrimas

Entonces él le tomó la mano con delicadeza. Yo por mi parte, me sentía algo ofuscado, no soportaba ver a nadie sufrir, desde que llegué a la Sociedad de Almas había intentado ayudar a todo aquel que lo necesitase, así que ahora era el momento. Miré a un lado y a otro, no sabía que era lo que buscaba, pero no me sentía tranquilo. "Alguien...no, no lo creo"
Al poco un tercer chico se acercó, tenía el rostro algo pálido, tal vez no había desayunado y pasaba hambre. Le di una palmada a la espalda al chico que se encontraba atendiendo a la mujer. Él me miró y ambos asentimos a la vez, ayudamos a que la bella mujer se levantara y la llevamos a cuestas mientras ella sollozaba a un lugar más calmado. Acabamos los tres en una casa, a decir verdad no tenía ni idea a quien pertenecía pero creí adequado no preguntar. Yo había guardado silencio durante todos el rato, pues mis palabras no eran necesarias de momento, en cambio el tercer compañero, el pàlido parecía que se moría de hambre, al igual que yo, tenía un vacío en el estómago, pero podía esperar.
-dígame con detalle todo lo que ocurrió para saber si en mis manos esta ayudarla o no
dijo el primer muchacho mientras atendía a la bella señorita.
-Creo que sería conveniente prepararle una infusión, tal vez se calme, te hace?-dije mirando al primer chico con atención, me preocupaba el estado de aquella muchacha. "¿Que le habrá pasado?"-me preguntaba
No creo que le pareciese muy mala idea pues me miro y se limitó a sonreir.
avatar
Sagara sousuke
Moderador
Moderador

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 13/08/2008
Edad : 32
Localización : Teruel y Valencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de ingreso [Gujmar, Palicron, Sombra_guerrera]

Mensaje por Sagara sousuke el Lun Ago 18, 2008 6:17 pm

2º parte de la prueba

Spoiler:
ROL MASTER



FDI: Sombra_Guerrera, Me gustaria un post mas largo y sobretodo dandole mas continuidad, es decir, describir mas los detalles.

Palicron: Todo lo contrario, la continuidad del post es demasiado. Deberias usar mas puntos para separar las acciones de tu personaje y atención a las faltas de ortografia que son bastantes. Ademas, se agradeceria que usaras colores para las frases que pronuncie tu personaje.

Gujmar: Estab bastante bien tu post, pero tienes que mirar que tenga sentido, ya que si habia transeuntes mirando como dormia tu personaje, no puedes decir justo después que no habia actividad en el distrito.

DDI: Los tres chicos se llevaron a la mujer a una casa intentando alejarla de la actividad de la calle y de las miradas de los desinformados transeuntes. Tras dedicarla unas palabras tranquilizadoras, le prepararon una infusión, que la mujer se tomó con mucho nerviosismo, pero la cual consiguió tranquilizarla de tal modo que cayó dormida al instante.

Mientras los chicos esperaban a que la mujer despertara, un hombre de avanzada edad irrumpió en la habitación gritando: Ginawa!!! Llevo buscandote toda la mañana

La voz del viejo se detuvo de golpe al ver a la joven tumbada en una cama sin ofrecer reacción alguna a sus gritos. Al ver la escena, sacó un puñal de su kimono y amenazando a los jovenes les dijo: Malnacidos, ¿que le habeis hecho a Ginawa-sama?

FDI: Dependiendo de como arregleis este asunto, el viejo se mostrará mas o menos amigable durante el resto de la prueba y os dara mas o menos información.

DDI: Una vez aclarado el malentendido, el viejo cogió a la joven chica y dandoles la espalda a los tres jovenes les dijo: Seguidme

El viejo los condujo por las calles (ahora bastante más llenas de gente puesto que habian pasado un par de horas mientras habian intentado tranquilizar a la joven) hasta una mansión. Al entrar, dos sirvientes cogieron a Ginawa y se la llevaron escaleras arriba perdiendose de la vista. El viejo, en cambio, les hizo algunas señas para que le siguieran hacia otra habitación. Al llegar a un salón, les ofrecio algo de comer y les preguntó que habia pasado en la calle.

Tras los relatos de los tres chicos, el viejo les explicó que un ladrón habia entrado por la noche a la casa y, tras dejar a un par de sirvientes fuera de combate, se habia apropiado de una reliquia familiar. Una pequeña copa de oro que llevaba varios siglos en la familia.

Esa copa debe de ser recuperada cuanto antes, ya que en 2 dias, se celebrará la ceremonia en la que la joven Ginawa será nombrada cabeza de familia.

Necesitamos vuestra ayuda, si conseguis la copa en el plazo, se os dará una buena recompensa.


Tras decir esto, el viejo se quedó esperando a ver si los jovenes aceptaban o no el trato, antes de darle mas detalles de los necesarios.


Palicron



luego de escuchar la explicación del viejo acerca de esta joya de su familia sin vacilar dije:

-señor no se preocupe por mi parte yo estaré feliz de ayudarle , si es algo tan importante para su familia no dudare ni un segundo en arriesgar mi vida por el

luego de decir esto mire a mis dos compañeros a ver si alguno reaccionaba mientras pensaba "mmmm esta debe ser una mansión muy grande, además creo que por lo meno debe haber algo de mas valor que una siempre copa de oro, algo especial debe tener esa copa este pensamiento que se me venían a la mente me di cuenta que me había metido en algo grande y peligroso de pronto la oportunidad que había buscado para divertirme, luchar un poco y romper la monotonía de esos días, luego solo pensé ""dios quiera mis compañeros no me dejen solo con esto" luego de pensar esto me quede mirándolos fijamente haber cual era su respuesta


Sombra_Guerrera



DDI: Luego de ver como el caballero entra en una manera tan eufórica me pongo en guardia la misma que bajo lentamente al decir
- si eres amigo de la joven te informo que solo duerme, a caído rendida después de mucho llorar, se le a protegido esperando saber el motivo de sus lagrimas, espero que no seas tu la razón de las mismas.
Callando durante un segundo y reafirmando mi pucho sobre mi espada de madera.
-Se nota que eres de clase pero no te da derecho a gritar a otros, calmaos y si quieres llevarte a la chica que sea a un lugar seguro, preferiría estar cerca de ella hasta que me parezca que esta segura.

Le sigo al igual que mis compañeros viendo y divisando el tipo de movimiento que lleva la forma de caminar para saber y detallar que capacidad de batalla tiene. Tratando de ir siempre primero entre mis compañeros y tratando de no dejar más de medio metro entre el caballero y yo. “amigo o no de la joven no e de dejarle que se me pierda de vista seria peligroso caer en una trampa tan antigua como soy un familiar sin mostrar ningún documento”.

Al llegar a la mansión verifico si la misma tiene algún cello familiar. “parece que amigo o enemigo la dama será mejor cuidada aquí, me relajare un poco ahora y atenderé a lo que este viejo quiere decirnos” luego del dialogo de mi compañero.

- tanto barullo por un objeto, supongo que es importante para ustedes, en ese caso debes explicarme que forma particular tiene esa copa o si tenéis una imagen de la misma. Y otra cosa quien o quienes tendrían interés en que la joven dama no tomara el lugar de cabeza de familia, porque buscar una copa solo por copa no es fácil, o si tiene datos del ladrón.

Callando un rato y caminado por el lugar viendo y detallando cada una de las reacciones del viejo a mis palabras.

- Le ayudare en lo que pueda pero recuerde que sin información no ago nada y como la información es peculiarmente importante me presento ya que a llegado el momento.
- Soy Sombra de la Luna creo que por los momentos soy el líder de este grupo no digo que decida por ellos, tampoco que soy mas fuerte que ellos pero si soy mas precavido y mas calmado.


FDI: Lo interesante de la frase es que mi personaje mide 1,40 m, Abaddon 1,74 m y Gujmar 1,83 m, y soy delgado y casi esqueletico.
avatar
Sagara sousuke
Moderador
Moderador

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 13/08/2008
Edad : 32
Localización : Teruel y Valencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.